Archivo de la etiqueta: Verduras y Legumbres

Chipirones encebollados con guisantes

CHIPIRONES 3

Volvemos a los orígenes de este blog: mis fotos en tupper jejeje.

Últimamente mis comidas son bastante simples ya que me he puesto a dieta. Ya llevo perdidos 6.5kg y estoy emocionadica (ya solo me faltan 3.5kg más y llegaré a la meta). Ayer me tocaba preparar para comer unos guisantes con jamón y unos chipirones encebollados pero estaba vaga a más no poder, además de tener a Daniel pocho así que, ley del mínimo esfuerzo, conseguir prepararlo todo en un único plato. Dicho y hecho, mezcleta al canto con un resultado riquísimo!!!!! Además, está listo en unos 10 minutos y es súper fácil de hacer. Para esos días que tienes ganas de poco, es la receta perfecta. Si alguien se anima a prepararla, ya sabe, que me diga qué le ha parecido.

CHIPIRONES 2

Ingredientes: (podéis usar la cantidad que queráis, yo pongo los que usé para 2 personas)

14 Chipirones limpios

1 Cebolla

250 bote de guisantes cocidos (peso escurridos)

1/2 vaso de agua (tomando como medida un vaso de vino)

1/4 de vaso de vino blanco (tomando como medida un vaso de vino)

Aceite de oliva virgen Extra

Sal

Tomillo

Laurel

Azafran

Elaboración:

Cortar la cebolla en juliana fina.

Poner una sartén al fuego con un chorreón de Aceite. Añadir la cebolla y pochar hasta que esté transparente.

Añadir los chipirones y rehogar un poquito, después, agregar el vino y dejar evaporar durante un par de minutos.

Echar las especias y la sal al gusto y añadir el agua. Cocer todo durante un par de minutos. Agregar los guisantes, remover bien y dejar que cocine todo unos 5 minutos.

De un día para otro, están incluso mejor.

CHIPIRONES

Patatas con Bacalao

  plato3

Patatas con bacalao o como darse un gustazo comiendo jeje. Esta ha sido nuestra comida el pasado Viernes Santo ya que mi mami es de las que guardan ayuno en Semana Santa y así no preparamos dos platos distintos. Cuando estuvimos pensando menús para hacer en Semana Santa en el pueblo, siempre es fijo el bacalao del viernes, pero esta vez queríamos cambiar y prepararlo de otra manera (siempre son garbanzos con bacalao o buñuelos), así que nos decidimos por hacer estas patatas.

Es un plato sencillo, completo y realmente sabroso. Se puede hacer con bacalao fresco, desalado, desmigado… vamos que acepta múltiples variantes.

Espero que os guste y que me dejéis algún comentario aquí (que no solo de redes sociales vive en hombre jajaja).

plato2

Ingredientes:

4 lomos de bacalao desalado
4 patatas grandes
1 pimiento verde
1 tomate
1 cebolleta
Caldo de pescado
1/2 cucharadita de café de pimentón
3 Dientes de ajo
Perejil
Vino blanco
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal y pimienta

Elaboración:

Para obtener el bacalao desalado, hay que poner los lomos en agua fría y meter en la nevera durante 2 días cambiando el agua entre 3 y 4 veces (si los lomos son muy gruesos habrá que tenerlo un día más y cambiar el agua un par de veces más).

Picar bien pequeños un diente de ajo, el tomate, el pimiento y la cebolleta, reservando cada uno por separado.

Cortar los lomos en tres o cuatro tiras y saltear en la cazuela que se vaya a utilizar para el guiso. Retirar.

En el mismo aceite, poner la cebolla picada. Cuando empiece a trasparentar, añadir el pimiento y un diente de ajo picado. Dejar sofreír unos minutos y agregar el tomate pochando bien hasta que prácticamente se deshagan. Agregar el vino blanco y dejar que evapore.

Incorporar las patatas chascadas a trozos y rehogar un poco. Añadir caldo de pescado y agua hasta que las cubra.

En una sartén, tostar un poco de pimentón en una cucharada de aceite de oliva virgen extra. Añadir dos cucharones de caldo de la cazuela para diluir y reintegrar todo a la olla.

Majar en un mortero dos dientes de ajo con un poco de perejil y añadir a la cazuela.

Bajar el fuego y dejar que las patas se cuezan durante unos 25 minutos (o hasta que estén bien tiernas, según el tipo de patata tardan más o menos). Añadir los trozos de bacalao y dejar que de un hervor todo junto.

Servir acompañado de pan porque vamos a mojar un rato largo jeje.

platejo

Pataticas refritas

12699238_10206426826084370_1296361463_o

Hay pocas recetas en el mundo que me gusten tanto, sean tan fáciles y me traigan tan buenos recuerdos como esta. Cuando era pequeña, en mi casa se preparaban muchísimas veces como acompañamiento de carnes y, ahora de mayor, sigo teniendo debilidad por ellas. De vez en cuando me doy el capricho y me las preparo. Además, son una receta muy apropiada para llevar en tupper ya que al calentarla queda igual que recién hecha.

Tengo que reconocer que en ocasiones de vagancia total, he cogido un bote de patatas cocidas y las he usado para esta receta. No es lo mismo que con patata natural pero da el pego.

Animaros a prepararlas y veréis que ricas.

12751811_10206426833724561_75240624_o

Ingredientes:

Patatas enteras (si son pequeñas mejor)

Ajos

Perejil fresco

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Elaboración:

Poner las patatas en una cacerola y cubrirlas de agua. Añadir un puñado de sal (ya se sabe que las patatas son bastante sosinas) y poner a cocer. El tiempo de cocción varía mucho dependiendo del tamaño de las patatas. Si no son patatas muy grandes, con unos 20 minutos estarán hechas. Pinchar con un palillo para comprobar la cocción.

Pelar las patatas y cortar a rodajas o trozos no muy gruesos. Reservar

Pelar los ajos y picar. Picar también el perejil. Reservar

En una sartén, echar un buen chorreón de Aceite de Oliva Virgen Extra. Poner el ajo a trocitos y cuando empiece a tomar color añadir las patatas reservadas. Sofreír hasta que tomen colorcito y algún trocito se tueste (esto ya es a gusto del consumidor). Agregar el perejil y sazonar al gusto.

Servir calientes.

12773214_10206426833644559_1829564661_o

Tartiflette

12077520_10205632720752233_1487617812_n

Hace mucho tiempo que tenía esta receta en mi lista de pendientes pero nunca veía el momento de prepararla, a pesar de ser super sencilla. Por fin me llegó la “inspiración” y ale, comida lista. Tengo que decir que es un plato muy resultón y que está francamente bueno. Una manera diferente de comer patatas que hará las delicias de niños y mayores.

Animaros a prepararla, que estoy segura de que no os defraudará. Si os animáis , ya me lo contaréis dejando algún comentario que desde que están las redes sociales, los echo de menos jeje.

12071480_10205632720672231_556418663_n

Ingredientes:

700 g. de patatas

1 cebolla Fuentes de Ebro

150 ml de nata

250 g. de tiras de bacón

100 ml de vino blanco

1 cuña de queso brie

Sal y pimienta

Elaboración:

Cocer las patatas enteras y sin pelar. Cuando estén tiernas pelar y partir en daditos. Reservar en un cuenco grande.

Picar la cebolla a trozos muy pequeños, agregar al cuenco de las patatas, revolver todo y añadir el vino blanco.

En una sartén sin aceite, dorar las tiras de bacón. Cuando estén doradas, juntar a las patatas y las cebollas. Verter sobre la mezcla la nata, salpimentar y revolver con cuidado de no romper demasiado las patatas.

Precalentar el horno a 180º.

En una fuente o tartera para horno previamente engrasada, volcar la mezcla anterior. Cubrir la superficie con lonchas finas de queso brie, al que habremos quitado la parte blanca.

Poner la tartera en el horno y cocinar durante unos minutos para que el queso se derrita. Abrir el horno y con la ayuda de una cuchara de palo, remover toda la preparación, para conseguir que el queso se mezcle bien.

Volver a cerrar la puerta del horno y encender el gratinador. Gratinar la tartiflette durante unos 15 minutos.

Servir caliente y, a poder ser, recién hecha.

12086951_10205632720352223_1427841949_n

Pataticas lardericas

10965661_10204101327108349_857053044_n

Bueno, vale, son unas simples patatas rellenas, pero como llevan longaniza son perfectas para el día de hoy. Parece que el publicar otra vez ha hecho que me entre el gusanillo blogueril de nuevo. O eso, o que me está apeteciendo meterme de nuevo en la cocina ahora que Daniel va siendo un poquito más autónomo y necesita menos nuestra atención constante.

Estas patatas son geniales para cuando no tienes casi nada en la nevera o se te ha olvidado sacar comida del congelador y estás en blanco. Las puedes rellenar de lo que te apetezca y seguro que el resultado es igual de bueno, ya sabéis que la patata es de los alimentos más versátiles que hay.

Ale, ya me dejo de tontadas y vamos al grano con la recetuqui. Si os animáis, ya me contaréis que os parecen, aunque casi adelanto vuestra opinión: Fáciles, rápidas, resultonas y deliciosas!!!!

10967035_10204101326948345_455668402_n

Ingredientes: (Las cantidades van a gusto del consumidor)

Patatas

Longaniza de graus

Bacon

Cebolla

Leche

Aceite

Pimienta

Sal

Tomate frito (opcional)

Queso rallado (en mi caso lonchas de queso porque no había rallado en la nevera)

Elaboración:

Para preparar las patatas tenemos varias opciones: cocerlas sin que queden demasiado hechas, asarlas… En mi caso me ayudé de Thermomix para hacerlas.

Cortar las patatas por la mitad a lo largo y disponer en el recipiente varoma. Echar en el vaso medio litro de agua y programar 25-30 minutos (según el tamaño de la patata), temperatura Varoma, velocidad 1. Reservar.

Picar la cebolla, la longaniza y el bacon del tamaño que más nos guste y reservar.

En una sartén echar un chorrito de aceite y sofreír la cebolla. Cuando empiece a transparentar, agregar la longaniza y el bacon. Reservar el sofrito bien escurrido de aceite.

Con un sacabocados, vaciar las patatas dejando una pared fina.

En un bol, deshacer bien la patata que hemos sacado del vaciado y añadir un chorreón de leche para que quede más suave. Añadir el sofrito y mezclar muy bien. Salpimentar.

Rellenar las patatas con la mezcla que hemos preparado y cubrir con el queso.

Gratinar unos minutos en el horno y… ¡¡¡A disfrutar!!!

Fritada con bonito

Este plato como más me gusta es con verduritas de mi pueblo, Obón, así que cuando finaliza el verano suelo hacerlo porque alguna calabaza, pimiento y tomates me caen de allí. Es un plato completo que está delicioso.

Ingredientes para 4 personas:

4 rodajas de bonito
1 calabacín grande
2 patatas grandes
1 pimiento grande
1 cebolla
2 tomates maduros
Sal
Aceite
Harina

Elaboración:

Cortar las rodajas de bonito a dados y enharinarlos. Poner aceite en una olla y, cuando esté bien caliente, añadir los dados de bonito y dorarlos. Retirar escurriéndolos bien y reservar.
Pelar las patatas y cortarlas como para tortilla. Hacer lo mismo con el calabacín pero sin pelar. Repetir el proceso con el pimiento y la cebolla. Rallar el tomate. Reservar todos los ingredientes.
Poner en la una olla una capa de aceite que cubra el fondo. Cuando el aceite esté caliente, echar la cebolla y rehogar un poco. Añadir el pimiento y rehogar un poco más. Agregar la patata y el calabacín y dar unas vueltas para que cojan aceite y se sofrían un poquito. Agregar el tomate y salpimentar.
Mantener la cocción a fuego medio hasta que todos los ingredientes estén cocinados a nuestro gusto.
Añadir los dados de bonito y servir caliente.

Pasta con Brócoli

Hoy os quiero dejar una receta extremadamente sencilla pero que está deliciosa. Me está ocurriendo mucho que cuando digo que como pasta con brócoli, la gente se extraña de la combinación. Pues bien, la combinación resulta deliciosa y muy sana. Espero que os guste y os animéis a hacerlo.

Ingredientes:

1 brócoli pequeño
200 g de pasta (en mi caso espirales de colores)
Aceite de oliva virgen extra
3 Ajos
Sal
Pimienta
Agua
Bacon, Gambas peladas o Jamón serrano.

Elaboración:

Separar en ramilletes pequeños el brócoli y reservar. Cortar los ajos a láminas y reservar también.
En una olla, poner agua a hervir. Cuando entre en ebullición echar el brócoli y dejar que cueza unos 5 minutos. Tiene que quedar cocido pero durito. Con la ayuda de una espumadera, sacar el brócoli a un escurridor y pasar por agua fría para parar la cocción. Reservar.
Volver a poner el agua al fuego y, cuando vuelva a hervir, agregar la pasta. Cocer siguiendo las instrucciónes del fabricante, que quede al dente. Acabado el tiempo, escurrir bien. Reservar.
En una sartén grande, echar un chorrito de aceite de oliva Virgen Extra y poner a dorar los ajitos. Cuando comiencen a dorarse, agregar el bacon, jamón o gambas peladas y sofreír. Añadir el brócoli y la pasta y rehogar un poquito para que se mezcle todo bien.
Servir recién hecho.

Acelgas con tomate y huevo poché

acelgas1

Tenía esta receta sin publicar desde hace ni se el tiempo pero por una cosa o por otra no la había publicado a pesar de ser una receta que me gusta mucho y hago a menudo. Es una manera diferente de comer acelgas y resulta muy útil para que los niños se coman las acelgas.

La acelga es un producto perecedero que hay que conservar en frío. La mejor manera de conservarlas en nuestros frigoríficos es en bolsas bien cerradas. Si se compran frescas y se desean congelar para que duren más tiempo, se han de escaldar previamente durante 2-3 minutos en agua hirviendo y posteriormente se congelan.

Espero que os guste la receta y que me contéis si la preparáis.

acelgas2

Ingredientes: Para 4 personas

250 g de cebolla

1 diente de ajo

60 g de aceite de oliva

50 g de jamón serrano, cortado en dados

400 g de tomate pelado y troceado (natural o en conserva)

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de azúcar

1 cayena (opcional)

2 bolsas de hojas de acelgas de 300 g cada una (sin pencas)

4 huevos

Sal y pimienta negra molida

Elaboración Tradicional:

Picar la cebolla y el diente de ajo y poner en una sartén con el aceite. Cuando la cebolla transparente, agregar el jamón serrano y sofreír bien.

Añadir el tomate (troceado y con su jugo), la sal, el azúcar y la cayena. Dejar cocer durante unos 20 minutos.

En una olla poner a cocer las acelgas en agua hasta que estén a nuestro gusto. En unos 10-15 minutos estarán listas. Escurrir bien y reservar.

Mientras, cortar 4 cuadrados de papel film (y 4 tiras de papel film para atar) y pincelar con aceite de oliva. Colocar la parte central de un trozo dentro de un vasito de café, cascar un huevo dentro, salpimentar y cerrar el papel film, atándolo con una tira de papel film para formar un saquito. Repetir la operación con los otros 3 huevos. Reservar.

Preparar una olla con agua y cuando empiece a hervir, introducir los saquitos con los huevos durante 4 minutos. Retirar los huevos del cazo y pasarlos a un recipiente con agua fría y si es necesario también hielo para cortar la cocción.

Cuando el tomate esté listo, agregar las acelgas y dejar cocer todo junto durante unos minutos.

Mientras, quitar el papel film de los huevos y colocarlos en una fuente o directamente en cada plato.

Volcar las acelgas alrededor de los huevos y servir.

Elaboración con Thermomix:

Poner en el vaso la cebolla, el diente de ajo y el aceite. Trocear durante 3 segundos a velocidad 5.

Incorporar el jamón y programar 7 minutos en temperatura varoma con giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Agregar el tomate (troceado y con su jugo), la sal, el azúcar y la cayena. En el recipiente varoma colocar las acelgas, tapar y colocar en su posición, sobre la tapa. Programar 10 minutos en temperatura varoma con giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Mientras, cortar 4 cuadrados de papel film (y 4 tiras de papel film para atar) y pincelar con aceite de oliva. Colocar la parte central de un trozo dentro del cubilete, cascar un huevo dentro, salpimentar y cerrar el papel film, atándolo con una tira de papel film para formar un saquito. Repetir la operación con los otros 3 huevos. Reservar.

Pasados los 10 minutos, levanta con cuidado la tapa del varoma y colocar los 4 saquitos dentro. Tapar y programar 10 minutos en temperatura varoma con giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Retirar el varoma, abrir la tapa hacia el lado opuesto a nosotros para no quemarnos y retirar los saquitos de huevo y las acelgas.

Escurrir bien las acelgas y añadirlas al vaso. Programar 2 minutos en temperatura varoma con giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Mientras, quitar el papel film de los huevos y colocarlos en una fuente o directamente en cada plato.

Volcar las acelgas alrededor de los huevos y servir.

acelgas3

Borraja con arroz y almejas

image (3)

Hace mucho tiempo que tengo guardada esta receta en mi lista de pendientes para hacer y por una cosa o por otra nunca la hacía (ahora me arrepiento porque está de miedo). Cuando en La Fiambrera decidimos preparar recetas con borraja, por fin me decidí a prepararla. No se ni de dónde la saqué porque la tenía apuntada en un trozo de hoja dentro de mi cuaderno de recetas, así que no puedo agradecérsela a nadie.

La combinación de sabores queda perfecta y resulta un plato sorprendente para quien no lo ha probado nunca. Yo tengo claro que volveré a repetirla. Además, ahora que estamos “desengrasando” después de las comilonas navideñas, es un plato perfecto.

Para terminar, os recuerdo que todos los domingos podéis escuchar La Fiambrera en Aragón Fin de Semana (Aragón Radio). Si hay baloncesto, pasamos al sábado jeje.

Recordaros también que podéis haceros fans de La Cultura del Tupper en FB o seguirme en twitter.

image (4)

Ingredientes: (para 2 personas)

400 g de borraja fresca (el peso ya en limpio)

250 g de almejas

1/2 vaso de arroz redondo El Brazal

1 litro de caldo (mezcla del caldo de cocer las borrajas y agua)

1/2 cebolla Fuentes de Ebro picada

2 dientes de ajo laminados

Perejil picado

1 vaso pequeño de vino blanco (que sea un vino que te beberías)

1 cucharada de harina

Aceite de Oliva Virgen Extra

Sal

Elaboración:

Poner las almejas a remojo en agua con abundante sal para que pierdan toda la arenilla y queden limpias.

Limpiar la borraja (ver aquí como hacerlo, aunque yo la limpio mucho menos).  Una vez limpia, poner a cocer con sal en agua hirviendo durante unos 10 minutos con la olla tapada. Retirar y sumergir en agua muy fría con hielo para parar la cocción. Reservar el caldo de cocción.

Poner en la cazuela dos cucharadas de aceite y sofreír la cebolla. Cuando empiece a transparentar, agregar los ajos laminados. Cuando ya hayan tomado color, añadir un chorreón del vino y las almejas. Cerrar la cazuela y cocinar durante 3 minutos moviendo la cazuela para que las almejas se abran. Retirar y reservar.

Poner en la cazuela un poco de aceite y rehogar la harina. Cuando esté tostada, agregar el vino y dejar reducir. Añadir el arroz y rehogar un poco. Agregar el caldo de las borrajas mezclado con agua, perejil picado y sal. Cocinar con la olla abierta.

Cuando el arroz empiece a estar tierno, agregar la borraja bien escurrida y cocinar un par de minutos. Añadir las almejas que habíamos reservado y dar un par de vueltas para que se mezclen los sabores. Calentar unos minutos.

Servir caliente y con un buen pan porque apetece mojar el caldito.

image (1)

Cardo con almendras

Hoy os quiero dejar una receta que en mi casa es muy típica del día de Nochebuena. De pequeña a mi no me gustaban nada pero con los años les he ido cogiendo el gusto y ahora puedo decir que me encantan jeje. Quién me lo iba a decir….

Hay mil recetas y cada uno los prepara como le apetece, es más, creo que tal y como los he hecho yo, no son como se han hecho siempre en mi casa, así que libre albedrío, que seguro que os salen genial. Es una receta muy sencilla así que no tenéis excusa.

Como siempre, si queréis escuchar el podcast de La Fiambrera de la semana pasada, lo tenéis aquí.

Ingredientes:
Cardos cocidos (podemos cocerlos nosotros o comprarlos de bote)
Ajo picado
Almendra muy picada (tiene que quedar molida con algún trocito)
Aceite de oliva
Caldo de la cocción de los cardos (o del bote)
Perejil
Elaboración:
En una sartén, poner un chorrito de aceite de oliva y sofreír el ajito picado. Añadir la almendrá y sofreír un poco más.
Agregar caldo de la cocción y dejar que hierva un poco para hacer que espese un poco con las almendras.
Añadir los cardos y dejar que cuezan un poco.
Servir caliente y espolvoreado con un poco de perejil.