Archivo de la etiqueta: res

Disfrutando de la comida de Dario Bueno en el Abba Mía (Huesca)

Por estas fechas hace 2 años oí hablar por primera vez de Darío Bueno y del Abba Mía en Huesca. Fue mi amiga Marta la que me contó de las maravillas gastronómicas que realiza este chef y la que desde entonces me recomendaba el restaurante cada vez que la veía. Y por fin se dio la oportunidad. Teníamos un bono de hotel de una noche para gastar y decidimos irnos a Huesca y cenar en el Abba Mía.

Y como el resto de las recomendaciones de Marta, no nos defraudó en absoluto. Me armé de valor y le envié un mensaje por FB a Darío para preguntarle que era lo que nos recomendaba cenar. Me dijo que nos dejásemos llevar y a mí me encantó su propuesta. No hay nada mejor que comer o cenar en un sitio y que el cocinero te sorprenda, o al menos a mi es lo que más me gusta.

Desde el primer momento en que pisamos el Abba Mía. el trato por parte de Ana y José, los camareros que nos atendieron, fue exquisito. Además, Darío salió un momentín a saludarnos y, por fin, nos pusimos cara.

Y ahora llega el meollo de la cuestión… Qué cenamos??? De todo y más jejeje. La cocina de Darío es una cocina de producto local, con sabores aragoneses tradicionales pero con unas elaboraciones y presentaciones diferentes y exquisitas. Una cocina voluptuosa que hace que desees seguir probando más y más platos.

17431552_10209680834112537_321775462_o

Empezamos con unos entrantes: Aceitunas gordales rellenas de gelée de Martini (es meterte una en la boca y rememorar esas aceitunas bien empapaditas de Martini de los vermouts de los domingos), Croqueta de chipirón (una croqueta de sabor suave y delicado que se deshace en la boca) y Longaniza de Graus con “pan con tomate” (una vuelta de tuerca al pan con tomate en el aspecto pero con todo el sabor de una buena tostadica).

17431656_10209680834272541_16725674_o

Continuamos con una Cebolla porrón con base de salsa romescu, lascas de queso y jamón. A mi me chiflan los calçots y este plato me los recordaba totalmente. Una cebolla perfectamente cocinada que casaba genial con el resto de ingredientes y te hacía querer más al terminar el plato.

17431670_10209680834392544_329381093_o

Para seguir, nos sirvieron un Cremoso de patata con sardina ahumada, encurtidos y vinagreta de sriracha. Fue ver el plato y querer morirme jajaja. Desde bien pequeña tengo un “trauma” con las sardinas y soy incapaz de comérmelas. Hice de tripas corazón y decidí que tenía que probarlas. Cogí un poco de cremoso, un trozo de sardina y unos encurtidos, cerré los ojos y…. flipé en colores!!! La mezcla de sabores era exquisita y para nada me recordó a aquellas sardinas que tanto odiaba cuando era niña. Además con el picantillo que dejaba en la boca la sriracha, el plato era de 10.

17431838_10209680834472546_202500544_o

Continuamos con una Ensalada de trucha con jamón ibérico. Una vuelta de tuerca espectacularmente buena de una muy aragonesa trucha rellena de jamón. Una receta muy refrescante, de sabores nítidos que entraba solica.

17430715_10209680834552548_1665884323_o

Seguimos con una Crema de patata y borraja con langostinos o como servir unas borrajas y convertirlas en una exquisitez. Me daba mucha pena mezclarlo todo porque la combinación de colores entraba a la vista sola. Ibas cogiendo cucharadas del plato y te aparecían lasquitas de ajito frito. Un plato que sin duda me encantó y que pienso intentar hacer en mi casa (como bien habéis leído, intentar jajaja).

17431789_10209680863793279_2144791226_o

Y ahora el que para mi fue el plato más rico, una Alcachofa rellena de Ternasco de Aragón I.G,P. Ay omá que rico!!!!!! Un plato lleno de sabor en el que una alcachofa muy bien cocinada y un ternasquito desmigado en su punto, casaban a la perfección. La combinación de salsas todavía resaltaba más los sabores del plato.

17408500_10209680864993309_1900878312_o

Llegamos ya al pescadito, un Bacalao sobre guiso de piel de cerdo y ajoarriero de borraja. Tengo que reconocer que pensé que la mezcla de todos estos ingredientes en el mismo plato no me iba a gustar mucho, pero nada más lejos de la realidad. La piel de cerdo guisadita (como si fueran unos callos), el bacalao super jugoso y el ajoarriero de borraja combinan genial. Destacar el ajoarriero, que me encantó y que también pienso intentar “plagiar” en alguna ocasión pero como plato principal completo jeje.

17372944_10209680863713277_461690912_o

Y ya para terminar, la carne. Carrilleras guisadas con puré de chirivía y foie. Ya llegué a este punto con la tripica bien llena, pero fue ver el plato y lanzarme a por él. Una carrillera muy jugosa con un suave pure de chirivía y el foie. Un plato delicioso que redondea este completísimo menú.

17408512_10209680863633275_1581302439_o

Y el colofón de la noche, el postre. Sopa de chocolate blanco con helado de melocotón rancio y fresas. Un postre para nada pesado con unos sabores super contrastados. En cada cucharada podías notar la cremosidad del chocolate, la frescura de las fresas, la intensidad del helado de melocotón rancio y el crujir de unos pequeños cereales de chocolate, diferentes texturas que juntas en el paladar convierten a este postre en una verdadera delicia.

Y ya está. Hasta aquí hemos llegado. Deciros que el restaurante Abba Mía de Huesca es uno de esos sitios de obligada visita gastronómica y que si vais, os dejéis llevar por la cocina de Darío y que os sirva lo que él quiera. No os defraudará en absoluto.