Archivo de la etiqueta: Postres y Dulces

Brownie de chocolate blanco con nueces de macadamia con helado de nata y chocolate caliente

Este fue otro de los platos que preparé para las celebraciones de mi cumpleaños (hay que ver lo que dan de si las celebraciones para poder subir recetas al blog jeje). En este caso fue para celebrarlo con mis sobrinos. Mi sobrino Alejandro me pidió que hiciera algo con chocolate para postre y como preparé una comida americana, se me antojó preparar un brownie. Obviamente una ya piensa las recetas con vistas a ponerlas aquí y como brownie ya tenía, pensé en preparar uno diferente.

Mirando por internet, vi que Pili del blog Cuisine4you había preparado uno con nueces de macadamia (aprovecho para invitaros a visitar su blog) y decidí ponérselas a mi receta.

Fue un éxito total y os aseguro que volveré a prepararlo muy pronto pero con alguna variante que ya tengo en mi cabeza.

Espero que os guste y ya me contaréis si lo hacéis.

Ingredientes:

150 g de mantequilla

2oo g de chocolate blanco

2 huevos

150 g de azúcar

200 g de harina

100 g de nueces de macadamia

Medio sobre de levadura de repostería

100 g de chocolate fondant

Un chorreón de nata líquida

Helado

Elaboración Tradicional:

Poner la mantequilla con el chocolate blanco en un bol y derretir en el microondas. Para ello programar una primera tanda de 30 segundos y tandas progresivas de 10 segundos cada vez para que no se nos queme. Cuando esté casi derretido, dar unas vueltas con una cuchara para que se termine de deshacer con el calor residual. Reservar.

Poner en un bol el azúcar y los huevos. Mezclar bien pero sin mucha fuerza para no añadir aire. Agregar el chocolate derretido y mezclar de nuevo. Tamizar la harina con la levadura e integrar en la mezcla. Batir bien hasta que no queden grumos.

Poner las nueces de macadamia en una bolsa y dar unos golpes para que se partan. Integrar a la mezcla del bol.

Untar un molde con mantequilla y verter la masa. Yo prefiero hacerlo en un molde que permita que el brownie salga fino, así quedará mejor en la presentación.

Precalentar el horno a 170 grados y hornear el brownie durante media hora.

Dejar enfriar sobre una rejilla.

Poner el chocolate fondant y la nata en un bol y derretir en el microondas siguiendo el mismo procedimiento que para el chocolate blanco.

Para presentarlo, cortar círculos grandes con un aro de cocina. Disponer cada círculo en un plato. Poner una bola de helado encima (en mi caso helado de nata) y salsear con la crema de chocolate caliente.

Elaboración con Thermomix:

Poner la mantequilla con el chocolate blanco en un bol y derretir en el microondas. Para ello programar una primera tanda de 30 segundos y tandas progresivas de 10 segundos cada vez para que no se nos queme. Cuando esté casi derretido, dar unas vueltas con una cuchara para que se termine de deshacer con el calor residual. Reservar.

Poner en el Thermomix las nueces y programar unos segundos a velocidad 4. Con esto conseguiremos que algunas se partan, otras queden enteras y algunas se trituren un poco, así quedarán más crujientes en nuestra masa.

Poner en el vaso el azúcar y los huevos. Programar 1 minuto a velocidad 3. Agregar el chocolate derretido y volver a programar 30 segundos a velocidad 3. Añadir la harina con la levadura e integrar programando 1 minuto a velocidad 3. Si al finalizar el tiempo viéramos que no ha sido suficiente, mezclar unos segundos a velocidad 4.

Untar un molde con mantequilla y verter la masa. Yo prefiero hacerlo en un molde que permita que el brownie salga fino, así quedará mejor en la presentación.

Precalentar el horno a 170 grados y hornear el brownie durante media hora.

Dejar enfriar sobre una rejilla.

Poner el chocolate fondant y la nata en un bol y derretir en el microondas siguiendo el mismo procedimiento que para el chocolate blanco.

Para presentarlo, cortar círculos grandes con un aro de cocina. Disponer cada círculo en un plato. Poner una bola de helado encima (en mi caso helado de nata) y salsear con la crema de chocolate caliente.

Cheesecake marmolado sin horno

Hoy es un día que debería ser muy alegre pero cada año me motiva menos y es que hoy cumplo años. Como todavía no me avergüenza decir mi edad, me caen 34 tacos… A ver si conforme pase el día me va apeteciendo más cumplirlos jajaja.

Ya os puse la tarta de piruleta que hice para el cumple de Bea pero es que… eran 18!!!!!! Como comprenderéis con aquella tarta no había más que para un bocao por cabeza así que decidí prepararle otra. No sabía de qué hacerla y de repente vi el calendario de Thermomix con la foto de esta tarta…. ¿Qué mas os voy a decir? Pues que la hice rauda y veloz. Estaba para chuparse los dedos y no tengo dudas de que la repetiré. Hice variaciones en la tarta porque me pareció que quedaría mejor y creo que acerté plenamente. Os pongo la receta tal y como la hice yo.

Ingredientes:

150 g de chocolate blanco

150 g de chocolate fondant

150 g de galletas oreo con relleno

75 g de mantequilla

300 g de queso cremoso tipo Philadelfia

140 g de azúcar

170 g de yogur de vainilla (como no tenía puse yogur normal y un poco de estracto de vainilla)

370 g de nata para montar

1 sobre y medio de gelatina neutra en polvo

3 ó 4 cucharadas de agua

Elaboración tradicional:

Poner en un bol apto para microondas el chocolate blanco partido a trocitos y en otro el chocolate negro igualmente partido a trozos.

Dejar la mantequilla a temperatura ambiente para que adquiera una consistencia de pomada. Con las manos (o con un procesador de alimentos) desmigar las galletas y mezclar con la mantequilla.

Verter la mezcla de galletas en un molde desmontable. Presionar bien la base con los dedos y reservar en el frigorífico o en el congelador mientras preparamos el resto.

En una ensaladera verter el queso cremoso y el azúcar. Batir bien para que quede todo integrado. Añadir el yogur de vainilla y la nata y montar durante un minuto más o menos para que quede una crema esponjosa.

Poner las cucharadas de agua en un bol pequño y calentar en el microondas unos segundos para que esté bien caliente. Añadir la gelatina en polvo y disolver bien. La receta original indicaba que calentásemos la gelatina con el agua pero como nos pasemos de calentar quedará una maseta imposible de trabajar y diluir, así que es preferible hacerlo así. Verter la gelatina ya disuelta en la crema y mezclar bien. Dividir  la crema en dos ensaladeras por separado.

Fundir en el microondas cada chocolate que teníamos reservado, empezando por el blanco. Hay que hacerlo en tandas de 30 segundos como mucho y removiendo entre tandas ya que con el calor residual se derrite más.

Una vez fundido, mezclar con la crema de la primera ensaladera con una lengua de silicona.

Repetir la operación con el chocolate negro y mezclar con la crema la segunda ensaladera.

Verter cucharadas de las dos cremas sobre la base de galletas y mezclar un poco con la espátula.

En la parte de arriba poner cucharadas de ambos colores y mezclar un poquito con una brocheta para dar el efecto marmolado.

Dejar en el frigorífico varias horas o mejor de un día para otro. Decorar al gusto.

Elaboración en Thermomix:

Poner en el vaso el chocolate blanco y triturar 15 segundos a velocidad 7. Retirar del vaso y reservar en un bol.

Sin lavar el vaso, triturar el chocolate fondant  15 segundos a velocidad 7 y reservar en otro bol.

Sin lavar el vaso triturar las galletas oreo con la mantequilla 15 segundos a velocidad 7.

Verter la mezcla de galletas en un molde desmontable. Presionar bien la base con los dedos y reservar en el frigorífico o en el congelador mientras preparamos el resto.

Aclarar el vaso y verter el queso cremoso y el azúcar. Programar 20 segundos a velocidad 4. Colocar la mariposa en las cuchillas y añadir el yogur de vainilla y la nata. Programar 1 minuto a velocidad 3 y medio.

Poner las cucharadas de agua en un bol pequño y calentar en el microondas unos segundos para que esté bien caliente. Añadir la gelatina en polvo y disolver bien. La receta original indicaba que calentásemos la gelatina con el agua pero como nos pasemos de calentar quedará una maseta imposible de trabajar y diluir, así que es preferible hacerlo así. Verter la gelatina ya disuelta en el vaso y programar 15 segundos a velocidad 3 para que se mezcle bien. Dividir  la crema en dos ensaladeras por separado.

Fundir en el microondas cada chocolate que teníamos reservado, empezando por el blanco. Hay que hacerlo en tandas de 30 segundos como mucho y removiendo entre tandas ya que con el calor residual se derrite más.

Una vez fundido, mezclar con la crema de la primera ensaladera con una lengua de silicona.

Repetir la operación con el chocolate negro y mezclar con la crema la segunda ensaladera.

Verter cucharadas de las dos cremas sobre la base de galletas y mezclar un poco con la espátula.

En la parte de arriba poner cucharadas de ambos colores y mezclar un poquito con una brocheta para dar el efecto marmolado.

Dejar en el frigorífico varias horas o mejor de un día para otro. Decorar al gusto.

Apple Pie o Pastel de Manzana Americano

Soy mucho de ir recopilando en una libretita las recetas que veo y que me gustan, aunque la verdad es que después me olvido de ellas y ya nunca las hago jeje. Ese fue el caso de este pastel de manzana. Lo tenía apuntado en la libretita desde el año 2009. En las anotaciones tenía apuntado «Libro de Pili» así que ahí sería donde lo vi, en un libro en casa de alguien llamado Pili jeje. Cuando empecé a pensar qué tarta llevar para celebrar con mi mami este año el día de la madre, nada me apetecía ni me venía bien, así que eché mano a la consabida libreta.

Tengo que decir que acerté plenamente. Esta se ha convertido en una de las tartas que más me han gustado. Lo mejor es tomarla templadita con un poco de helado de vainilla o nata. No resulta nada empalagosa y está deliciosa.

Es una tarta muy sencilla de hacer, sobre todo si no hacéis la masa quebrada y la compráis ya preparada. Espero que os guste y si os animáis a hacerla, me lo contáis. Como no tenía molde para Apple Pie, he utilizado el molde redondo de Lekue que tiene la base cerámica y el aro de silicona desmontable.

Os recuerdo que podéis seguir a La Cultura del Tupper en Facebook y seguirme a mi en twitter como 78marijose.

Ingredientes:

Para la masa quebrada:

250 g de mantequilla cortada en cubitos (tiene que estar muy fría)

425 g de harina

2 cucharadas de azúcar

1 pellizco de sal

125 g de agua muy fría

Para el relleno:

2 manzanas ácidas y 2 manzanas dulces (que sean grandotas)

200 g de azúcar moreno

Ralladura de 1 limón

2 cucharadas de maicena

Media cucharadita de canela

Un poquito de sal

Un poquito de nuez moscada

Un poco de mantequilla a daditos

Para pincelar la superficie:

Un poco de leche

Azúcar glas y canela al gusto

Elaboración:

Para la masa: (Se puede utilizar perfectamente masa quebrada comprada)

Si la queremos hacer en Thermomix, poner en el vaso todos los ingredientes menos el agua y mezclar 10 segundos en velocidad 6. Poner la máquina en velocidad 6 e ir agregando el agua a través del bocal hasta que se forme una bola.

Si la queremos hacer a mano, poner en un bol todos los ingredientes menos el agua y mezclar bien. Añadir el agua poco a poco y amasar hasta que quede una bola .

Partir la masa en dos, estirar y formar dos círculos no muy grandes. Tapar con papel de horno e introducir en la nevera durante al menos una hora (si los ingredientes están muy fríos, este paso se puede obviar).

Sacar del frigorífico las láminas 10 minutos antes de usar. Estirar bien con el rodillo para que cubra perfectamente el molde.

Engrasar el molde con mantequilla y pasar una de las masas al molde. Los bordes deberán colgar. Meter a la nevera mientras se prepara el relleno.

Para el resto:

Pelar y descorazonar las manzanas. Cortar en láminas de medio centímetro de grosor.

Poner las manzanas en un bol con el resto de ingredientes, excepto la mantequilla, y mezclar con las manos. Dejar reposar al menos 5 minutos.

Sacar el molde de la nevera y verter la mezcla de las manzanas. Poner encima unos trocitos de mantequilla. Humedecer los bordes de la masa para que al poner la tapa quede bien pegada.

Poner la tapa superior y hacer un agujero central para que salga el vapor. Sellar los laterales y pincelar toda la superficie con leche. Espolvorear con azúcar glass y canela.

Precalentar el horno a 220º. Introducir el pastel y hornear a esa temperatura durante 15 minutos. Pasado el tiempo, bajar la temperatura a 190º y hornear durante unos 50 minutos. Si se dora demasiado, cubrir con papel de plata hasta que termine de hornearse.

Dejar templar dentro del molde.

Se puede servir templado o frío, solo o con helado de vainilla o nata.

Tarta de Piruleta para el cumple de mi amiga Bea

Ante la expectación creada entre mis amigos y seguidores twitteros por la tarta de cumple para mi amiga Bea, (aprovecho para felicitarla por aquí también aunque su cumple fue ayer) no me queda más remedio que publicarla (esque no me gustan los linchamientos en masa jajaja). La decoración no es la que pensaba hacerle pero los invitados al cumple llegaron antes de que me diera tiempo a hacerla y por no esperar más, quedó así.

Esta tarta la descubrí en el blog Kanela y Limón y mi amiga Alicia se encargó de adaptarla a Thermomix. Tengo que decir que durante la preparación de la tarta en mi Thermomix, me pegué un sustaco de aupa, tanto es así que pensé que se me había roto. Para que no os ocurra os aviso de que si trituráis mucho el caramelo antes de ponerlo con el agua a derretir, éste se queda pegado en la base del vaso y las cuchillas no giran!!!!! Yo tengo claro que la próxima vez  las piruletas las derrito en una perolica para no llevarme otro susto jajaja.

Es una tarta que queda bien servida completa o haciendo porciones individuales como la que preparé yo para que Miguel pudiera probarla.

Esta es una tarta suave que no resulta nada pesada y cuyo sabor nos transporta a la infancia, al menos a mi. Espero que os guste y que os animéis a probarla.

Ingredientes:

6 hojas de gelatina (2g por hoja)

1 Yogur

160 g de azúcar

6 piruletas (para decorar usaremos las que consideremos oportunas)

50 g de agua

50 g de licor de piruleta

500 g de nata para montar

100 g de galletas

50 g de mantequilla a temperatura ambiente

Elaboración Tradicional:

Poner las hojas de gelatina a hidratar en agua fría. Reservar.

Triturar las galletas y mezclar con la mantequilla formando una pasta. Cubrir la base de un molde desmontable con la pasta resultante. Meter en la nevera.

Sin sacar las piruletas de su envoltorio, dar unos martillazos para triturarlas y sacar el palito fácilmente. Poner el agua en un cazo al fuego y derretir las piruletas. Una vez derretidas, retirar del fuego y añadir la gelatina previamente escurrida. Remover hasta que se disuelva por completo.

Mezclar el yogur, el azúcar y el licor de piruleta y añadir a la mezcla de gelatina. Remover bien. Reservar en un bol para que se temple.

Montar la nata hasta que quede bien firme (se le puede añadir estabilizante). Agregar a la mezcla del yogur, piruleta… y con suaves movimientos envolventes integrar todo.

Volcar la crema resultante sobre la base de galletas.

Dejar en el frigorífico preferiblemente de un día para otro. Si se desea, se puede meter al congelador y tomar como un semifrío. Desmoldar y decorar con piruletas o al gusto.

Elaboración con Thermomix:

Poner las hojas de gelatina a hidratar en agua fría. Reservar.

Triturar las galletas pulverizándolas, 5-10 progresivo durante 15 segundos. Añadir la mantequilla a trocitos y pulverizamos 30 segundos más. Cubrir la base de un molde desmontable con la pasta resultante. Meter en la nevera.

Sin sacar las piruletas de su envoltorio, dar unos martillazos para triturarlas y sacar el palito fácilmente. Poner las piruletas en el vaso junto con el agua y programar 5 minutos a 70º en velocidad 1 y 1/2. Si en el último momento queda algún trozo de piruleta por derretir, poner a 80º. (Como ya os he indicado, yo este paso lo haré siempre al método tradicional porque no me dio buena espina hacerlo de esta manera). Añadir las hojas de gelatina y remover 15 segundos a velocidad 2 y 1/2.

Incorporar al vaso el yogur, el licor de piruleta y el azúcar. Mezclar 20 segundos a velocidad 3. Reservar en un bol  grande para que se temple.

Lavar el vaso, colocar la mariposa y montar la nata a velocidad 3 y 1/2. No poner tiempo pero hay que ir mirando por el bocal para que no se corte (se podría añadir estabilizante para que quede más firme).

Agregar la nata a la mezcla del yogur, piruleta… y con suaves movimientos envolventes integrar todo.

Volcar la crema resultante sobre la base de galletas.

Dejar en el frigorífico preferiblemente de un día para otro. Si se desea, se puede meter al congelador y tomar como un semifrío. Desmoldar y decorar con piruletas o al gusto.

#TodosConManu : Boston Cream Pie

 

Había una vez en la blogosfera un gatito mimosón al que los twitteros conocemos como @ManuCatMan. Un buen día nuestro minino favorito amaneció tristoncillo y un grupete de blogueros-twitteros decidimos que la mejor manera de levantarle el ánimo y darle una sorpresa, además de premiarlo por ser tan genial, era preparar una de sus recetas y publicarlas el mismo día. Como dice una canción que mis queridos Poker de Voces interpretan en su show y que pertenece al musical Jeckyll y Hide…. HOY ES EL DÍA!!!!!! (Además que yo se que a Manu me lo voy a acabar trayendo al lado oscuro de mi pasión por los musicales jijiji).

Después de mucho pensar, acabé decidiéndome por esta pedazo de tarta. Aproveché para prepararla y llevarla a una calçotada a la que fui invitada este sábado y en la que me lo pasé genial. La tarta, un éxito (sino que se lo pregunten a David de Mundo Mediterráneo jijiji.

Os dejo el enlace al Boston Cream Pie de Manu, aunque prefiero que no comparéis, que las comparaciones son odiosas jeje.

Espero que os guste la receta y que con ella consiga levantarle un poquito el ánimo a ese lindo gatito.

Como seguro que todos queréis cotillear las recetas que han puesto el resto de compis, aquí tenéis una lista completita. Ha sido un placer animar juntos a Manu.

  1. Nancycatessen / @nancycatessen – Costrada griega
  2. Tartas, Galletas y Más / @mlunax – Helado de té blanco
  3. En Tu Cocina Y En La Mía / @maite_maicarai – Flaó
  4. Hoy Cocina Vivi / @vivimartnez – Espuma de remolacha con gambas en gabardina
  5. Dime que es viernes / @patrixDQV – Coca de trempó
  6. Los Tragaldabas / @lostragaldabas – Chocolate Crinkles
  7. Pinchos y Canapés / @pinchosycanapes – Ensalada de bacalao y naranja
  8. Los Deseos del Paladar / @nubkor – Pastelito de chocolate y violetas
  9. ¿A qué Huele en Mi Cocina? / @malenasintango – Crema de zanahoria, manzana y naranja
  10. Simplemente Mi Cocina / @simplemente_Bea – Quelitas
  11. La Cocina de Nesi / @nesi76 – New York Cheese Cake
  12. La Cultura Del Tupper / @78marijose – Boston Cream Pie
  13. Pimientos Verdes / @blogpimiverdes – Macarons con ganache de chocolate
  14. Los Blogs de María / @losblogsdemaria – Tarta Kit Kat
  15. The Spanish Food / @thespanishfood – Crema de coliflor al comino
  16. Cuisine 4 You / @cuisine4you – Muffins de bacon y queso
  17. Delicias y Tentaciones / @anadelicias – Bisque de marisco
  18. De Camino a Mi Cocina / @raludecamino – Love & Chocolate
  19. Entre Fotos y Fogones / @megacampiona – Patatas Hasselback
  20. Fácil, Rápido y Sano / @facilrapidoysano – Cook a leekie soup
  21. @vero_lai – Muffins de dulce de leche
  22. Blaukitchen / @blaukitchen – Baklava o Baqlawa (بقلاوة)
  23. Travi en La Cocina / @travienlacocina – Bavaroise de naranja
  24. Magdalenas de Chocolate / @magdalenaschoco
  25. @roseta_bcn
  26. Los Manjares de Ana María / @ManjaresdeAnaM – Galletas de anacardo
  27. Operación Cocina / @OperacionCocina – Provopizza
  28. Pasar Del Aire / @pasardelaire – Coca de pebres torrats y Baumkuchen
  29. Azucena Alonso / @AzucenAlonso
  30. Cocina Para Pinuinas / – Red velvet cupcakes
  31. Desirvientadas / – Cupcakes glaseados con corazón de nutella y grosellas
  32. Nanilabradoor – Galletas #EmprendeAndTweet
  33. Matxi
  34. Fent de Tutto / @fentdetutto – Arroz seminegro con sepia y alcachofas
  35. Miss Recetitas / @MissRecetitas – Carrot Cake
  36. My Sweet Carrot Cake / @carrotcakeblog – Sopa oliaigua
  37. Encar’s Bakery / @encarsbakery – Paris Brest
  38. Recetas de Mama / @recetasdemama – Galletitas saladas de Inca
  39. En La Cocina de Pozu / @lacicinadepozu – New York Cheese Cake

 

Ingredientes:

Para el Victoria Sponge Cake

225 g de mantequilla, a temperatura ambiente

225 g de azúcar

1 cucharadita de extracto de vainilla

4 huevos grandes

200 g de harina con levadura o bizochona

25 g de harina de maíz

1 cucharadita de levadura

4 cucharadas de leche

Para la crema pastelera

3 huevos

500 ml de leche

50 g de maicena

200 g de azúcar

1 rama de canela

La piel de un limón

Para el icing de chocolate

200 ml de nata vegetal o normal de alto contenido graso

200 g de chocolate para fundir

3 hojas de gelatina

 

Elaboración tradicional:

Para el bizcocho

Precalentar el horno a 180 grados.

Mezclar la harina con la harina de maíz y la levadura y tamizar. Reservar.

Poner en un bol la mantequilla con el azucar y, con una batidora de varillas, batir hasta que blanquee y doble su tamaño.

Añadir los huevos uno a uno sin dejar de batir y sin añadir el siguiente hasta que no este completamente integrado el anterior.

Añadir las harinas con la levadura tamizadas poco a poco a la mezcla anterior sin dejar de batir hasta que quede todo bien integrado.

Por ultimo, añadir la leche y continuar mezclando. Debe quedar una masa brillante y cremosa.

Hornear a 180 grados durante 45-50 minutos.

Para Crema pastelera

Poner la leche, la ramita de canela y la piel del limón en un cazo y poner a calentar a fuego medio.

Cuando esté bien caliente, pero sin que llegue a hervir, retirar la piel de limón y la canela. Añadir los huevos, el azúcar y la harina de maíz. Continuar a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese y tenga consistencia de crema espesa.

Dejar reposar en un bol hasta que enfríe y reservar en la nevera.

Para el icing de chocolate

Poner las hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua fría durante 5-10 minutos.

Llevar la nata a ebullción y agregar el chocolate cortado en trozos. Con la ayuda de una cuchara de madera disolver hasta que no queden grumos. Normalmente basta con el calor de la nata pero sino bajar el fuego al mínimo que no se queme el chocolate.

Aún con el calor, añadir las hojas de gelatina previamente hidratadas y seguir moviendo hasta que se disuelvan por completo.

Dejar enfríar hasta que este bastante espeso para luego cubrir la tarta. No se debe ser impaciente.

Montaje de la tarta

Cortar el bizcocho en dos capas.

Poner la mitad de abajo del bizcocho sobre una rejilla y dejado de ésta una bandeja grande que contenga el posible chocolate que pueda caer.

Con ayuda de una manga pastelera, poner la crema pastelera sobre el medio bizcocho. Si no se dispone de manga pastelera se puede poner con una cuchara y extender con una espátula.

Tapar con el otro medio bizcocho y presionar ligeramente con las manos.

Cubrir con la capa brillante de chocolate semi cuajada intentando que esté tan densa que no llegue hasta abajo.

Elaboración con Thermomix

Para el bizcocho

Poner en el vaso la mantequilla junto con el azúcar y blanquear programando 3 minutos a velocidad 3 1/2. Tiene que doblar su volumen.

Programar 3 minutos en velocidad 2 e ir agregando por el bocal los huevos uno a uno. No añadir el siguiente hasta que no esté completamente integrado el anterior. Cuando estén todos integrados, parar la máquina.

Añadir las harinas y la levadura. Mezclar programando 2 minutos a velocidad 3. Si le cuesta, subir la velocidad. Cuando esté todo bien integrado, parar la máquina.

Por ultimo, agregar la leche y mezclar 10 segundos a velocidad 3. Debe quedar una masa brillante y cremosa.

Hornear a 180 grados durante 45-50 minutos.

Para la Crema Pastelera:

Poner en el vaso la leche, la ramita de canela y la piel del limón. Programar 10 minutos a 90 grados en velocidad 1.

Retirar la piel del limón y la rama de canela. Añadir los huevos, el azúcar y la harina de maíz. Programar 7 minutos a 90 grados en velocidad 4.

Dejar reposar en un bol hasta que enfríe y reservar en la nevera.

Para el icing de chocolate

Poner las hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua fría durante 5-10 minutos.

En el vaso del Thermomix, poner el chocolate cortado a trozos y picar durante unos segundos a velocidad 6. Agregar la nata y programar 2 minutos a 100 grados en velocidad 1. Si pasado este tiempo se ve que no se ha derretido por completo, programar tandas de 30 segundos hasta que esté perfectamente derretido.

Aún con el calor, añadir las hojas de gelatina previamente hidratadas y seguir moviendo hasta que se disuelvan por completo.

Dejar enfríar hasta que este bastante espeso para luego cubrir la tarta. No se debe ser impaciente.

Montaje de la tarta

Cortar el bizcocho en dos capas.

Poner la mitad de abajo del bizcocho sobre una rejilla y dejado de ésta una bandeja grande que contenga el posible chocolate que pueda caer.

Con ayuda de una manga pastelera, poner la crema pastelera sobre el medio bizcocho. Si no se dispone de manga pastelera se puede poner con una cuchara y extender con una espátula.

Tapar con el otro medio bizcocho y presionar ligeramente con las manos.

Cubrir con la capa brillante de chocolate semi cuajada intentando que esté tan densa que no llegue hasta abajo.

 

 

 

 

Mississippi Mud

Tengo pendiente la publicación de esta tarta desde hace ya unos meses pero con los excesos cometidos en Navidad no me parecía oportuno tentaros con la que para mí es la tarta de chocolate perfecta. Personalmente, lo que más me gusta de ella es la capa de crema de chocolate por lo que creo que en breves la prepararé de nuevo pero con una base finita de galleta maría, así será casi todo crema jeje.

El nombre de esta tarta viene dado porque su textura se asemeja a las orillas lodosas del rio Mississippi, además de que se originó en la zona.

Espero que os guste y que si os animáis a prepararla me lo contéis.

Ingredientes:

Para la Base:

250 g de harina

20 g de cacao en polvo sin azúcar  (2 cucharadas)
 
140 g de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente)
 
2 cucharadas de azúcar glass
 
2 cucharadas de agua fría
 
Para el relleno:
 
175 g de mantequilla en pomada
 
250 g de azúcar moreno
 
4 huevos
 
40 g de cacao en polvo sin azúcar (4 cucharadas)
 
150 g de chocolate negro
 
300 ml de nata líquida
 
1 cucharadita de esencia de chocolate (opcional)
 
Para la cobertura:
 
400 g de nata para montar
 
3 cucharadas de azúcar glass
 
Elaboración tradicional:
 
Base de la tarta:
 
Tamizar en un bol la harina y el cacao. Poner la mantequilla en pomada a trozos y formar una masa con las manos hasta que tenga una consistencia similar al pan rallado. Añadir 2 cucharadas de azúcar glass y 2 cucharadas de agua fría. Amasar hasta que queden los ingredientes bien integrados, formar una bola y envolver en papel film. Dejar un mínimo de 15 minutos en la nevera.
 
Poner el horno a precalentar a 190º C.  
 
Pasados los 15 minutos, extender la masa cubriendo el fondo de un molde desmontable de unos 23 cm alisando la superficie con una cuchara. Cubrir con papel vegetal y poner unos garbanzos como peso. Hornear a 190º durante 15 minutos. Después quitar las legumbres y el papel y hornear 5 minutos mas.
 
Relleno:

En un bol batir la mantequilla en pomada con el azúcar. Cuando esté bien cremoso añadir los huevos de uno en uno y previamente batidos. No añadir el siguiente hasta estar bien integrado el anterior.
Al finalizar, añadir el cacao tamizado y batir.
 
Derretir los 150 g de chocolate en el microondas durante 1 minuto a media potencia. Ir viendo cómo queda y poner unos segundos mas hasta que esté totalmente derretido.. Añadir este chocolate a la masa y continuar batiendo.
 
Añadir por último la nata líquida y la esencia de chocolate y batir hasta que la mezcla se vea homogénea.
 
Tras cocerse la base sacar del horno y volcar todo el batido anterior. Bajar el horno a 160ºC y cocinar de 45-60 minutos hasta que el relleno cuaje. Queda una crema espesa.
 
Sacar del horno. Dejar enfriar y desmoldar quitando el cinturón del molde.
 
 
Cobertura:
 
Montar la nata y cuando esté casi montada añadir el azúcar glas. Terminar de batir. (Si se tiene estabilizante para nata se puede poner a razón de 10 g por cada 200 ml de nata). Extender encima de la tarta y adornar si se quiere con virutas de chocolate, cacao en polvo…
 
Elaboración con Thermomix:
 
Base de la tarta:
 
Tamizar la harina y el cacao y poner en el vaso junto con la mantequilla en pomada a trozos. Programar 20 segundos a velocidad 4. Tiene que quedar  una masa que tenga una consistencia similar al pan rallado. Añadir 2 cucharadas de azúcar glass y 2 cucharadas de agua fría. Volver a programar 30 segundos a velocidad 4. Tienen que quedar los ingredientes bien integrados. Formar una bola y envolver en papel film. Dejar un mínimo de 15 minutos en la nevera.
 
Poner el horno a precalentar a 190º C.  
 
Pasados los 15 minutos, extender la masa cubriendo el fondo de un molde desmontable de unos 23 cm alisando la superficie con una cuchara. Cubrir con papel vegetal y poner unos garbanzos como peso. Hornear a 190º durante 15 minutos. Después quitar las legumbres y el papel y hornear 5 minutos mas.
 
Relleno:
 
Poner la mariposa en las cuchillas y añadir al vaso la mantequilla en pomada con el azúcar y programar 1 minuto a velocidad 3 y medio.  Tiene que quedar muy cremoso, si se ve que no es suficiente con el tiempo programado, programar 20 segundos más.
 
Poner en funcionamiento nuestro Thermomix a velocidad 2 e ir añadiendo por el bocal los de uno en uno. No añadir el siguiente hasta estar bien integrado el anterior.
 
Al finalizar, añadir el cacao tamizado y mezclar 10 segundos a velocidad 3.
 
Derretir los 150 g de chocolate en el microondas durante 1 minuto a media potencia. Ir viendo cómo queda y poner unos segundos mas hasta que esté totalmente derretido.. Añadir este chocolate a la masa y programar 30 segundos a velocidad 3.
 
Añadir por último la nata líquida y la esencia de chocolate y volver a programar 30 segundos a velocidad 3.
 
Tras cocerse la base sacar del horno y volcar todo el batido anterior. Bajar el horno a 160ºC y cocinar de 45-60 minutos hasta que el relleno cuaje. Queda una crema espesa.
 
Sacar del horno. Dejar enfriar y desmoldar quitando el cinturón del molde.
 
 
Cobertura:
 
Meter el vaso bien limpio durante unos minutos en el congelador para que esté frío (también se pueden picar unos hielos), la nata también debe estarlo.
 
Poner la mariposa en las cuchillas y añadir la nata y el azúcar. (Si se tiene estabilizante para nata se puede poner a razón de 10 g por cada 200 ml de nata).Programar sin tiempo a velocidad 3 1/2 e ir mirando por el bocal hasta que tenga la consistencia deseada.

 
Extender encima de la tarta y adornar si se quiere con virutas de chocolate, cacao en polvo…
 
 

 

 

 
 
 

 

Trufas negras y blancas

Hoy, dos recetas por el precio de una. Empiezan las rebajas!!! Jajaja.

Cada año por estas fechas me gusta ir enseñandoos las cositas que he ido preparando estas navidades. En esta ocasión no he celebrado ninguna de las fiestas en mi casa por lo que la preparación ha sido menor y menos elaborada, ya que había que transportar las cosas a casa de mi madre, de mis cuñados….

Para el día de Nochebuena, ya que no había preparado turrones, me apetecía llevar alguna cosa de «bocado» con la que acertase seguro. Después de mucho pensar, se me ocurrió hacer mis trufas de chocolate y mascarpone (en su día, cuando se me ocurrieron, tuvieron un éxito tremendo en el foro donde yo participaba, Mundorecetas). Como me parecía poco, decidí preparar también unas trufas a las que les tenía muchas ganas, las trufas de chocolate y limón del blog Ana en la Cocina, una persona a la que tuve el gran placer de conocer hace un par de años y a la que admiro mucho como cocinera. Si no conocéis su blog os invito a visitarlo.

Tengo que deciros que las trufas triunfaron por todo lo alto. Si os animáis a prepararlas, ya me contaréis. Son super fáciles y muy agradecidas.

TRUFAS DE CHOCOLATE Y MASCARPONE

Ingredientes:

24 bizcochos de soletilla

200 g de chocolate negro

250 g de queso mascarpone

1 chorrito de licor

1 cucharadita de café soluble

Coco rallado o cacao en polvo para cubrirlas

Elaboración tradicional:

Desmigar los bizcochos con las manos hasta que queden miguitas lo más pequeñas posibles (nos podríamos ayudar de una picadora, aunque no es necesario).

Derretir el chocolate en el microondas en tandas de 30 segundos para que no se queme. Añadirlo al bizcocho pulverizado junto con el queso mascarpone, el licor (ron, whiskie….) y el café. Mezclar todo bien hasta que quede una masa homogénea.

Meter en el frigorífico durante una hora la masa resultante para que sea más fácil de manejar. Hacer pequeñas bolitas con las manos.

Rebozar con el coco rallado o el cacao en polvo.

Elaboración con Thermomix:

Poner en el vaso los bizcochos y pulverizar a velocidad 5-9 progresivo.

Derretir el chocolate en el microondas en tandas de 30 segundos para que no se queme. Añadirlo al bizcocho pulverizado junto con el queso mascarpone, el licor (ron, whiskie….) y el café. Mezclar a velocidad 3 hasta que quede una masa homogénea.

Meter en el frigorífico durante una hora la masa resultante para que sea más fácil de manejar. Hacer pequeñas bolitas con las manos.

Rebozar con el coco rallado o el cacao en polvo.

TRUFAS DE CHOCOLATE BLANCO Y LIMÓN

Ingredientes:

200 g de chocolate blanco

50 g de nata líquida

30  g de mantequilla

25 g de bizcochos de soletilla

1 cucharadita de ralladura de limón

Coco rallado o cacao en polvo para cubrirlas

Elaboración tradicional:

Desmigar los bizcochos con las manos hasta que queden miguitas lo más pequeñas posibles (nos podríamos ayudar de una picadora, aunque no es necesario). Sacar y reservar.

En un cazo, calentar la nata y la mantequilla. Agregar el chocolate troceado y fundir con cuidado con el calor residual. Si no se fundiera del todo, poner unos segundos al fuego, retirar y continuar fundiendo.

Agregar los bizcochos y la ralladura de limón e integrar todo bien.

Meter en el frigorífico durante una hora la masa resultante para que sea más fácil de manejar. Hacer pequeñas bolitas con las manos.

Rebozar con el coco rallado o el cacao en polvo.

Elaboración con Thermomix:

Poner en el vaso los bizcochos y la ralladura de limón. Pulverizar unos segundos a velocidad progresiva 5-9. Sacar y reservar.

Calentar la nata y la mantequilla en el vaso durante 2 minutos a 100º en velocidad 2.

Añadir el chocolate troceado y volver a programar 2 minutos en velocidad 3. Agregar los bizcochos con el limón y mezclar durante 30 segundos a velocidad 3.

Meter en el frigorífico durante una hora la masa resultante para que sea más fácil de manejar. Hacer pequeñas bolitas con las manos.

Rebozar con el coco rallado o el cacao en polvo.

 

 

Vasitos de Mousse de Chocolate con Orange Curd

El jueves pasado me sorprendió un mensaje en twitter de Naranjas La Arroba indicándome que me iban a enviar una degustación de sus naranjas. Cual fue mi sorpresa cuando al día siguiente apareció en mi casa una caja enoooorme llena de naranjas y mandarinas deliciosas. Muchas gracias por las naranjas, son muy sabrosas y dulces.

Los lectores del blog que queráis pedirles naranjas, si introducís el código CulturaTupper obtendréis un 10% de descuento.

Y qué mejor manera de darles las gracias que publicando una de las receticas que he preparado estas navidades con sus deliciosas naranjas.

Animaros a prepararla porque está deliciosa (la combinación chocolate-naranja es espectacular).

Ingredientes:

Para la mousse:

150 g de nubes, jamones o marshmallows.

50 g de mantequilla blanda

250 g de chocolate negro a trocitos

60 ml de agua hirviendo

284 ml de nata de montar

Para el Orange Curd

250 g de azúcar (si se hace de manera tradicional, utilizar azúcar glas)

La piel de una naranja (sin nada de blanco) (si se hace de manera tradicional, ralladura de naranja)

200 g de zumo de naranja natural

120 g de mantequilla

4 huevos

Elaboración Tradicional

Para la Mousse:

Poner en un cazo las nubes, la mantequilla, el chocolate y el agua caliente y calentar a fuego medio bajo removiendo a menudo hasta que todo esté derretido y quede una mezcla homogénea y cremosa. Las nubes tardarán un poquito más en derretirse. Reservar y dejar que enfríe un poco.

En un bol aparte batir la nata con la vainilla hasta que quede con una consistencia espesa sin llegar a montarse.

Añadir a la nata la mezcla de chocolate, que ya se habrá enfriado un poco, y juntar con una espátula con movimientos envolventes hasta que esté todo integrado y homogéneo. Llenar 3/4 partes de los vasitos y dejar enfriar en la nevera.

Para el Orange Curd:

Mezclar la mitad del azúcar con las ralladuras de naranja hasta que éste tome color. Añadir el zumo y poner al fuego. Dejar hervir un par de minutos hasta que tome cuerpo y se forme un almíbar. Reservar.

Por otro lado batir con una batidora de varillas los huevos con el resto de azúcar hasta que espumen. Verter poco a poco el almibar sobre la mezcla de huevos, colando un poco de ralladura sin dejar de remover la mezcla.

Poner al fuego lentamente y sin parar de remover hasta que espese. El proceso de removido y espesor es como el de una crema pastelera, asi que mucho ojo con que no se agarre al fondo.

Retirar del fuego cuando haya espesado y agregar la mantequilla removiendo bien para que se derrita.

Terminar de llenar los vasitos con el orange curd (hay que tener cuidado para que no se mezclen las cremas). Decorar con cacao en polvo y un gajo de mandarina.

Elaboración con Thermomix:

Para la Mousse:

Poner en el vaso el chocolate troceado y pulverizar unos segundos en velocidad progresiva 5-7-10.

Añadir las nubes, la mantequilla y el agua caliente y programar 8 minutos a 60º en velocidad 1. Debe quedar una crema espesa y homogénea. A mitad de programa, parar un momentito el Thermomix y bajar lo que haya en las paredes del vaso. Si al finalizar aún quedan trozos de nubes sin derretir, programar un par de minutos más a la misma temperatura y velocidad.
En un bol aparte batir la nata con la vainilla hasta que quede con una consistencia espesa sin llegar a montarse.
Añadir a la nata la mezcla de chocolate, que ya se habrá enfriado un poco, y juntar con una espátula con movimientos envolventes hasta que esté todo integrado y homogéneo.
Llenar con la mousse 3/4 partes de los vasitos y dejar enfriar en la nevera.
Para el orange curd:
Con el vaso y las cuchillas bien secas, echar el azúcar y pulverizar 30’’, velocidad 5-10

Incorporar la piel de la naranja y repetir la operación.

Añadir el zumo, la mantequilla y los huevos y programe 20’, 90º vel 4.

Terminar de llenar los vasitos con el orange curd (hay que tener cuidado para que no se mezclen las cremas). Decorar con cacao en polvo y un gajo de mandarina.

Tarta Capuchina, mi última aportación al recetario mañoso

Pues si, habéis leído bien. Esta es mi última aportación al Recetario Mañoso. Me ha costado mucho escribir este post porque no sabía que decir ni que poner ya que, para mi, este ha sido un proyecto en el que he puesto muchas ilusiones (son las 22:00 del 11 de diciembre). Todo en esta vida tiene sus ciclos y, para mi, este ha terminado. Ahora mismo siento que hay una falta de ilusión por mi parte y para estar en un proyecto hay que tener ilusión…. No descarto involucrarme en otros proyectos más adelante o incluso volver, pero ahora no. Ahora creo que es el momento de volver a volcarme en mi blog que es lo que realmente me apetece hacer.

Ahora vamos a lo que realmente interesa, la receta de este mes. Este mes lo hemos querido dedicar a la Navidad y hacer cosas típicas de Aragón en estas fechas. Después de mucho pensar y descartar todo lo que se me ocurría, mi tía Angelines me propuso hacer una tarta que ella compraba todas las navidades en una pastelería de Zaragoza y que es muy típica en algunas zonas de Aragón para estas fechas. Una tarta capuchina. Yo no recuerdo cómo era porque debía ser muy niña, así que con las referencias que ella me dio y con la ayuda que encontré por internet, esto es lo que salió. No se si se parecerá mucho a la original (creo que la crema de yemas quedó un poco licuada) pero estaba realmente buena.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

10 yemas de huevo

1 clara de huevo

50g de harina de maíz

Para el almíbar:

250g de agua

250g de azúcar

La piel de 1 limón

Para la cobertura:

100g de agua

100g de azúcar

6 yemas de huevo

1 cucharada de agua

Elaboración  Tradicional:

Bizcocho:

Precalentar el horno a 160º.

Colocar dentro del horno una bandeja con agua. Comprobar que en esta bandeja quepa el molde que se vaya a utilizar para la tarta.

Engrasar un molde con mantequilla y reservar en el frigorífico.

Verter las yemas y la clara en un bol. Poner al baño maría en el fuego y batir continuadamente durante unos 5 minutos.

Incorporar la maicena y mezclar bien. Volcar en el molde reservado.

Introducir el molde en el horno dentro del baño maría durante unos 20 minutos.

Almíbar:

Poner un recipiente al fuego y verter el agua con el azúcar y la piel de limón. Cocinar a fuego suave hasta conseguir un almíbar ligero. Reservar.

Cobertura:

Verter el agua y el azúcar en un recipiente y cocinar hasta que se forme un almíbar espeso.

Retirar del fuego para que pierda calor y reservar.

En un bol, poner la cucharada de agua y las 6 yemas. Romperlas con un batidor de varillas o un tenedor. Añadir el almíbar reservado sin dejar de mover. Cuando se haya incorporado totalmente verter en un recipiente y cocinar al baño maría durante unos 10 minutos removiendo continuamente.

Montaje de la tarta:

Una vez sacado el bizcocho del horno, pinchar con una aguja y verter el almíbar por encima para que empape bien. Dejar enfriar.

Desmoldar la tarta y cubrir con la crema de yemas.

Espolvorear la superficie con azúcar y quemar con un soplete.

Elaboración  con Thermomix:

Bizcocho:

Precalentar el horno a 160º.

Colocar dentro del horno una bandeja con agua. Comprobar que en esta bandeja quepa el molde que se vaya a utilizar para la tarta.

Engrasar un molde con mantequilla y reservar en el frigorífico.

Colocar la mariposa en las cuchillas, verter las yemas y la clara y batir programando 12 minutos a 37 grados en velocidad 3 1/2.

Cuando acabe el tiempo, incorporar la maicena y mezclar 4 segundos a velocidad 4. Acabar de envolver con la espátula y volcar en el molde reservado.

Introducir el molde en el horno dentro del baño maría durante unos 20 minutos.

Almíbar:

En el vaso limpio, verter el agua con el azúcar y la piel de limón. Programar 14 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.

Cobertura:

Verter el agua y el azúcar en el vaso y programar 13 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1 sin poner el cubilete para que evapore bien el almíbar.

Retirar el vaso de la máquina, quitar la tapa para que pierda calor y reservar.

En un bol, poner la cucharada de agua y las 6 yemas. Romperlas con un batidor de varillas o un tenedor. Añadir el almíbar reservado sin dejar de mover y, cuando se haya incorporado totalmente, colocar la mariposa en las cuchillas, volcar la mezcla en el vaso y programar 11 minutos a 90 grados en velocidad 1.

Montaje de la tarta:

Una vez sacado el bizcocho del horno, pinchar con una aguja y verter el almíbar por encima para que empape bien. Dejar enfriar.

Desmoldar la tarta y cubrir con la crema de yemas.

Espolvorear la superficie con azúcar y quemar con un soplete.


Red Velvet Bundt Cake

Desde el día que vi este Bundt Cake en El Rincón de Bea me lleva rondando en la cabeza el hacerlo y, por fin, hace un par de semanas me decidí a hacerlo. Tengo que reconocer que ves el suyo y ves el mío y no parecen el mismo ya que el mío quedó más amarronado y subió menos, pero que le vamos a hacer. Aún así tengo que reconocer que estaba delicioso.

A pesar de que en la fotografía parece que no esté hecho del todo por los tonos más oscuros, estaba hecho a la perfección. Creo que mi fallo estuvo en que eché un poco más de cacao de la cuenta para terminar el bote cuando ya lo tenía todo batido (en la repostería no hay que experimentar, eso está claro jajaja).

Aún así, espero que os guste la receta y os animéis a prepararlo. Está delicioso!!!!!

 

 

Ingredientes:

240 ml de aceite de oliva suave

240 ml de buttermilk

2 huevos grandes

2 cucharadas de colorante rojo (Yo utilicé Americolor)

1 cucharadita de vinagre blanco

1 cucharadita de extracto de vainila

3/4 cucharadita sal

1 cucharadita bicarbonato sódico

40 g de cacao en polvo

350 g de harina todo uso

250 g de azúcar

Elaboración:

Precalentar el horno a 175º y engrasar un molde de Bundt Cake.

Poner en un bol hondo el aceite, el buttermilk, los huevos, el colorante, el vinagre y el extracto de vainilla. Con una batidora de varillas, batirr durante 1 minuto a velocidad media hasta que todos los ingredientes estén integrados.

En otro bol tamizar la harina, el azúcar, la sal, el bicarbonato sódico y el cacao en polvo.

Añadir los ingredientes sólidos a los líquidos en tres veces, poco a poco, mezclando a velocidad baja, para que la masa no quede con grumos. Dejar de batir cuando esté todo integrado.

Verter la mezcla en el molde previamente engrasado (tiene que tener una capacidad para 10 tazas.).

Hornear durante 45 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta esta salga limpia.

Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla 10 minutos. Pasado este tiempo, desmoldar boca abajo y dejar enfriar totalmente sobre la rejilla