Archivo de la etiqueta: Pescados y Mariscos

Pastel de Pescado en microondas

 

IMG_20170924_200614
Cuando era pequeña, mis tíos tenían una pescadería y yo aborrecí el pescado. Mi madre tenía que buscar mil y una manera para que me lo comiera. Está es una de ellas.
Es una receta super sencilla que admite multitud de variantes y añadidos: verdura, palito de cangrejo, gambas….
Os animo a probarla y a que se la deis a vuestros peques, veréis como les encanta!!! Ya me contareis.
IMG_20170924_195744
Ingredientes:
500 gr de filetes de pescado limpios (puede ser congelado)
100 gr de gambas (pueden ser congeladas)
1 cebolla
4 huevos
Sal
Pimienta
Perejil
Elaboración:
Poner en una sarten a dorar la cebolla picada muy pequeñita. Añadir el pescado y dejar que se dore. Salpimentar al gusto.
Poner todo en una picadora o en la Thermomix y picarlo pero sin pasarse (Yo lo he puesto 5 segundos en la Thermomix a Velocidad 3). Volcar la mezcla en un pirex o molde apto para microondas. Añadir perejil al gusto. Agregar los 4 huevos y mezclar bien.
Meter 12 minutos en el microondas a potencia máxima (si se ve que no ha cuajado del todo, dejar un par de minutos más).
Si queréis, se puede añadir cualquier tipo de pescado o marisco a la mezcla.
 IMG_20170924_200608
Espero que os guste.
Besicos

Arroz con bacalao y coliflor

arroz4

Cada año que vamos en Semana Santa al pueblo aprovechamos para hacer recetas tradicionales de esas fechas y así yo me las puedo guardar para que no se pierdan. En esta ocasión, mi tía se acordaba de una receta que había hecho Avelina en un curso de cocina de la Asociación Cultural Villa de Obón y nos apeteció un montón hacerla.

Es una receta muy sencilla y con muy pocos ingredientes pero con un resultado espectacular. Yo soy poco arrocera y tengo que reconocer que incluso repetí. Os animo a prepararla y a que me contéis qué tal.

De paso os recuerdo que todavía tenéis tiempo para participar en el concurso 10º aniversario del blog aquí. Solo con cumplir uno de los requisitos, podéis participar.

arroz3

 

Ingredientes: (para 4 personas)

400g de arroz bomba (que sea de calidad, en mi caso Arroz Brazal). Lo mido con una taza que tengo para ello.

400g de bacalao semidesalado (la receta no va a llevar sal)

400g de coliflor

Fumet de pescado (también se podría hacer con agua y pastilla de caldo, pero mejor con fumet)

1 cabeza de ajos

2 tomates

Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Cortar los ajos en láminas, triturar los tomates y “desgranar” la coliflor en “arbolitos” pequeños. Reservar todo por separado.

Trocear el bacalao previamente desalado a trozos no muy pequeños.

En una paella (que no paellera, que si no nos linchan) poner una capa abundante de aceite de oliva. Agregar los ajos laminados y sofreír. Cuando empiecen a dorarse, añadir el tomate previamente triturado. Freír bien. Agregar la coliflor y sofreír unos minutos. Añadir el bacalao y repetir la operación. Por último echar el arroz y dar unas vueltas también.

Mientras, calentar el fumet de pescado. Medir el doble de tazas de fumet que de arroz y añadir una más de propina.

Cocinar durante unos 15 minutos hasta que todo esté hecho.

Servir caliente y, si se quiere, con uno poco de alioli.

arroz2

Chipirones encebollados con guisantes

CHIPIRONES 3

Volvemos a los orígenes de este blog: mis fotos en tupper jejeje.

Últimamente mis comidas son bastante simples ya que me he puesto a dieta. Ya llevo perdidos 6.5kg y estoy emocionadica (ya solo me faltan 3.5kg más y llegaré a la meta). Ayer me tocaba preparar para comer unos guisantes con jamón y unos chipirones encebollados pero estaba vaga a más no poder, además de tener a Daniel pocho así que, ley del mínimo esfuerzo, conseguir prepararlo todo en un único plato. Dicho y hecho, mezcleta al canto con un resultado riquísimo!!!!! Además, está listo en unos 10 minutos y es súper fácil de hacer. Para esos días que tienes ganas de poco, es la receta perfecta. Si alguien se anima a prepararla, ya sabe, que me diga qué le ha parecido.

CHIPIRONES 2

Ingredientes: (podéis usar la cantidad que queráis, yo pongo los que usé para 2 personas)

14 Chipirones limpios

1 Cebolla

250 bote de guisantes cocidos (peso escurridos)

1/2 vaso de agua (tomando como medida un vaso de vino)

1/4 de vaso de vino blanco (tomando como medida un vaso de vino)

Aceite de oliva virgen Extra

Sal

Tomillo

Laurel

Azafran

Elaboración:

Cortar la cebolla en juliana fina.

Poner una sartén al fuego con un chorreón de Aceite. Añadir la cebolla y pochar hasta que esté transparente.

Añadir los chipirones y rehogar un poquito, después, agregar el vino y dejar evaporar durante un par de minutos.

Echar las especias y la sal al gusto y añadir el agua. Cocer todo durante un par de minutos. Agregar los guisantes, remover bien y dejar que cocine todo unos 5 minutos.

De un día para otro, están incluso mejor.

CHIPIRONES

Albóndigas de Bacalao

13010003_10206856354862321_1204129769_o

Esta es otra de las recetuquis familiares de toda la vida que no me gustaría perder y que les pedí a mi madre y a mi tía que preparasen esta Semana Santa en el pueblo. Realmente se hacen con una salsa de almendras o salsa de tomate pero están tan buenas que en esta ocasión nos las comimos a pelo. Es una receta típica aragonesa que en ocasiones en las que no había bacalao, éste se sustituía por sardinas de cubo o por congrio (esas dos probatinas os las dejo a vosotros jeje).

Animaros a probarlas que están espectaculares. Además, es una buena manera de meter pescado a esos peques reacios a comerlo.

12980911_10206856354982324_1999007238_o

Ingredientes:

400 g de patatas

600 g de bacalao desmigado desalado

4 dientes de ajo

2 huevos

Perejil

Harina

Aceite de oliva

Sal

PREPARACION

Para desalar el bacalao, hay que ponerlo en agua fría y meter en la nevera durante un par de días cambiando el agua entre 3 y 4 veces. Escurrir bien y reservar

Cocer las patatas con piel en agua sin sal. Pelar y dejar enfriar. Cuando estén casi frías, se machacan con un tenedor hasta que queden completamente deshechas. Picar el bacalao lo más pequeñito que se pueda y mezclar con las patatas. Picar bien pequeñitos los ajos y el perejil. Incorporar los huevos sin batir, junto con el ajo y el perejil a la masa de las albóndigas. Mezclar muy bien con las manos.

Formar las albóndigas haciendo bolitas con las dos manos. En un vaso pequeño poner harina.  Ir metiendo en el vaso una a una las albóndigas y, tapando con una mano la boca del vaso, agitar para que se cubran completamente con la harina.

Poner en una sartén aceite y freír las albóndigas.

Están deliciosas tanto calientes como frías así como con cualquier salsa que se les ponga.

13009688_10206856354702317_1826268556_o

Patatas con Bacalao

  plato3

Patatas con bacalao o como darse un gustazo comiendo jeje. Esta ha sido nuestra comida el pasado Viernes Santo ya que mi mami es de las que guardan ayuno en Semana Santa y así no preparamos dos platos distintos. Cuando estuvimos pensando menús para hacer en Semana Santa en el pueblo, siempre es fijo el bacalao del viernes, pero esta vez queríamos cambiar y prepararlo de otra manera (siempre son garbanzos con bacalao o buñuelos), así que nos decidimos por hacer estas patatas.

Es un plato sencillo, completo y realmente sabroso. Se puede hacer con bacalao fresco, desalado, desmigado… vamos que acepta múltiples variantes.

Espero que os guste y que me dejéis algún comentario aquí (que no solo de redes sociales vive en hombre jajaja).

plato2

Ingredientes:

4 lomos de bacalao desalado
4 patatas grandes
1 pimiento verde
1 tomate
1 cebolleta
Caldo de pescado
1/2 cucharadita de café de pimentón
3 Dientes de ajo
Perejil
Vino blanco
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal y pimienta

Elaboración:

Para obtener el bacalao desalado, hay que poner los lomos en agua fría y meter en la nevera durante 2 días cambiando el agua entre 3 y 4 veces (si los lomos son muy gruesos habrá que tenerlo un día más y cambiar el agua un par de veces más).

Picar bien pequeños un diente de ajo, el tomate, el pimiento y la cebolleta, reservando cada uno por separado.

Cortar los lomos en tres o cuatro tiras y saltear en la cazuela que se vaya a utilizar para el guiso. Retirar.

En el mismo aceite, poner la cebolla picada. Cuando empiece a trasparentar, añadir el pimiento y un diente de ajo picado. Dejar sofreír unos minutos y agregar el tomate pochando bien hasta que prácticamente se deshagan. Agregar el vino blanco y dejar que evapore.

Incorporar las patatas chascadas a trozos y rehogar un poco. Añadir caldo de pescado y agua hasta que las cubra.

En una sartén, tostar un poco de pimentón en una cucharada de aceite de oliva virgen extra. Añadir dos cucharones de caldo de la cazuela para diluir y reintegrar todo a la olla.

Majar en un mortero dos dientes de ajo con un poco de perejil y añadir a la cazuela.

Bajar el fuego y dejar que las patas se cuezan durante unos 25 minutos (o hasta que estén bien tiernas, según el tipo de patata tardan más o menos). Añadir los trozos de bacalao y dejar que de un hervor todo junto.

Servir acompañado de pan porque vamos a mojar un rato largo jeje.

platejo

Buñuelos de Bacalao

Hace mucho que tenía ganas de preparar esta receta y el otro día cayeron para comer. La receta es la que lleva preparando mi mami toda su vida y tengo que decir que no he probado nunca unos buñuelos tan ricos como estos. Yo creo que no ha habido año que no los prepare para Semana Santa. Ayer la llamé por teléfono y me dictó la receta por teléfono y yo la he preparado tal y como siempre me los prepara ella. Gracias mami, me han salido espectaculares!!!!!!!
Ingredientes:
500 g de bacalao desalado
3 huevos
4 ajos
Perejil
3 cucharadas de harina
1 cucharadita de levadura
AOVE
Elaboración:
Desmigar el bacalao y reservar.
Machacar en un mortero los ajos con el perejil y reservar.
Separar las claras de las yemas. En un bol hondo, poner las claras y montar a punto de nieve (como su nombre indica, tienen que quedar como la nieve o como una nata semimontada).
Añadir las yemas, el ajo y el perejil e integrar bien todo. Agregar el bacalao desmigado y mezclar bien.
Echar la harina y mezclar hasta que quede una pasta homogénea. Dejar reposar en el frigorífico al menos una hora.
Justo cuando se vayan a hacer los buñuelos, poner en la mezcla la levadura y mezclar.
Poner a calentar AOVE y cuando esté bien caliente, con ayuda de una cuchara, ir echando montoncitos de la masa. Retirar cuando estén bien dorados y escurrir el exceso de aceite sobre un papel absorvente.
Comer recién hechos (aunque a mi fríos me encantan también).

Ensalada de patata y bacalao

image (1)

 

 

El bacalao es uno de los pescados que más me gustan, ya sea fresco como en salazón. Además permite hacer muchísimas recetas y experimentar con él.

En esta ocasión os traigo una receta muy apropiada para estos calores que estamos teniendo y que nos sirve como un completo plato único. Tengo que decir que al chiquitín de la casa le encantó y que se puso las botas jeje. Esta fue su mini ración

image (3)

Os dejo con la receta y espero que os guste.

Ingredientes:

Patata

Bacalao en salazón desmigado

Tomate

Huevo duro

Pimiento rojo asado

Cebolla dulce Fuentes de Ebro

Aceite de oliva Virgen Extra

Sal

image

Elaboración:

24 horas antes de realizar la receta, desalar el bacalao. Para ello primero hay que poner el bacalao bajo el grifo y retirar el exceso de sal. Después hay que ponerlo a remojo en agua fría dentro del frigorífico. Pasadas 12 horas tirar el agua y volver a llenar el recipiente con agua fría y de nuevo a la nevera durante 12 horas más. Escurrir bien y retirar el exceso de agua con papel de cocina. Si se prefiere, se puede comprar el bacalao ya desalado.

Cocer en abundante agua las patatas y los huevos. Pelar y cortar a rodajas de 1/2 cm de grosos aproximadamente. Cortar también el tomate. La cebolla la cortaremos en juliana fina. Reservar.

Los pimientos rojos los podemos asar nosotros mismos pero si se quiere ahorrar tiempo, venden unas tarrinas de pimientos asados a tiras la mar de apañadas.

En un plato, disponer una capa de patatas. Sobre estas disponer el huevo duro y después el tomate. Añadir el pimiento y la cebolla. Sazonar.

Encima de todo disponer el bacalao bien desmigado y regar con abundante aceite de oliva virgen extra.

Reservar en la nevera hasta el momento de comer.

image (2)

Borraja con arroz y almejas

image (3)

Hace mucho tiempo que tengo guardada esta receta en mi lista de pendientes para hacer y por una cosa o por otra nunca la hacía (ahora me arrepiento porque está de miedo). Cuando en La Fiambrera decidimos preparar recetas con borraja, por fin me decidí a prepararla. No se ni de dónde la saqué porque la tenía apuntada en un trozo de hoja dentro de mi cuaderno de recetas, así que no puedo agradecérsela a nadie.

La combinación de sabores queda perfecta y resulta un plato sorprendente para quien no lo ha probado nunca. Yo tengo claro que volveré a repetirla. Además, ahora que estamos “desengrasando” después de las comilonas navideñas, es un plato perfecto.

Para terminar, os recuerdo que todos los domingos podéis escuchar La Fiambrera en Aragón Fin de Semana (Aragón Radio). Si hay baloncesto, pasamos al sábado jeje.

Recordaros también que podéis haceros fans de La Cultura del Tupper en FB o seguirme en twitter.

image (4)

Ingredientes: (para 2 personas)

400 g de borraja fresca (el peso ya en limpio)

250 g de almejas

1/2 vaso de arroz redondo El Brazal

1 litro de caldo (mezcla del caldo de cocer las borrajas y agua)

1/2 cebolla Fuentes de Ebro picada

2 dientes de ajo laminados

Perejil picado

1 vaso pequeño de vino blanco (que sea un vino que te beberías)

1 cucharada de harina

Aceite de Oliva Virgen Extra

Sal

Elaboración:

Poner las almejas a remojo en agua con abundante sal para que pierdan toda la arenilla y queden limpias.

Limpiar la borraja (ver aquí como hacerlo, aunque yo la limpio mucho menos).  Una vez limpia, poner a cocer con sal en agua hirviendo durante unos 10 minutos con la olla tapada. Retirar y sumergir en agua muy fría con hielo para parar la cocción. Reservar el caldo de cocción.

Poner en la cazuela dos cucharadas de aceite y sofreír la cebolla. Cuando empiece a transparentar, agregar los ajos laminados. Cuando ya hayan tomado color, añadir un chorreón del vino y las almejas. Cerrar la cazuela y cocinar durante 3 minutos moviendo la cazuela para que las almejas se abran. Retirar y reservar.

Poner en la cazuela un poco de aceite y rehogar la harina. Cuando esté tostada, agregar el vino y dejar reducir. Añadir el arroz y rehogar un poco. Agregar el caldo de las borrajas mezclado con agua, perejil picado y sal. Cocinar con la olla abierta.

Cuando el arroz empiece a estar tierno, agregar la borraja bien escurrida y cocinar un par de minutos. Añadir las almejas que habíamos reservado y dar un par de vueltas para que se mezclen los sabores. Calentar unos minutos.

Servir caliente y con un buen pan porque apetece mojar el caldito.

image (1)

Garbanzos con Rape y Huevo Duro

Cada vez que como este plato me hace remontarme a mi infancia y adolescencia. A mi me costaba mucho comer el pescado (lo tenía aborrecido porque mi tía tenía una pescadería) y esta era una manera de camuflármelo.
La verdad es que es una manera diferente de comer legumbres y está delicioso. Os animo a probarlo.
El ingrediente secreto de esta semana era la Almendra.
Y ya sabéis, si queréis escuchar el podcast de la semana pasada, lo tenéis aquí.
Ingredientes:
500 g de garbanzos cocidos (pueden ser cocidos por nosotros o de bote)
300 g de colitas de rape
4 huevos duros
1/2 cebolla
50 g de almendra picada
3 ajos
Harina
Aceite
Sal
Elaboración:
Picar la cebolla y los ajos muy pequeñitos y reservar.
Cortar en 2 o 3 trozos las colitas de rape. Enharinarlos y freir en abundante aceite. Reservar.
En una sartén poner un poquito de aceite y hacer un sofrito con la cebolla, los ajos y la almendra picada. Reservar.
Poner en una olla a fuego lento los garbanzos cocidos cubiertos de agua (que el agua no los sobrepase mucho). Añadir el rape, los huevos duros partidos por la mitad y el sofrito.
Dejar que se cocine una media hora a fuego lento. Rectificar de sal y servir.

Garbanzos con Calamares para el #DíaDeLaCuchara

Y volvemos con otro de nuestros #DíaDe twitteros. En esta ocasión con el #DíaDeLaCuchara, un día dedicado a todos esos pucheros y potajes que nos ayudan a pasar mejor los días de frío y que nos dan muuucha energía.

Esta receta la probé por primera vez en casa de mi tía Angelines y desde entonces ya la he preparado en varias ocasiones. Es un plato único muy completo y que nos permite comer las legumbres de otra manera.

Espero que os guste la receta y que la probéis, ya veréis como no defrauda y os encanta.

Ingredientes:

400 g de garbanzos (también pueden ser de bote)

2 Calamares grandes

1 cebolla

1/2 pimiento rojo

1 tomate

1 huevo

Aceite de oliva Virgen extra

Sal

Opcional: Un vaso de caldo de pescado

Elaboración:

La noche antes de preparar el guiso, poner los garbanzos a remojo en agua con un poco de sal. Si se utilizan garbanzos de bote, este paso no se realiza.

Al día siguiente, poner a cocer los garbanzos. En la olla express tardan unos 45 minutos, en olla normal el tiempo será de unas 2 horas. Escurrir reservando un vaso del caldo de cocción (opcionalmente se puede escurrir del todo y usar un vaso de caldo de pescado). Reservar. Si se utilizan garbanzos de bote, lavarlos bien y escurrir. Utilizaremos en este caso un vaso de agua limpia o un vaso de caldo de pescado.

Limpiar bien los calamares y cortarlos a trocitos. En una sartén con un poco de aceite sofreirlos un poco y reservar.

Picar la cebolla, el pimiento y tomate. En la misma sartén de los calamares, poner la cebolla a pochar. Cuando ya esté transparente, agregar el pimiento y continuar sofriendo. Añadir el tomate y dejar que se termine de hacer el sofrito.

En un cazo con agua, poner a cocer un huevo. Pelar y picar. Reservar.

Poner en una olla el sofrito, los garbanzos, el vaso de agua o caldo y el huevo duro picado. Dejar que cocine todo junto durante 10-15 minutos a fuego suave.

Servir bien caliente.