Archivo de la etiqueta: Carnes

Alitas de pollo tandoori masala

Desde que mi amiga Mary me contó como hacía estas alitas, tenía clarísimo que las tenía que probar. Todo lo que lleve especias raras es apuesta segura para mi, soy muy especiera jeje.

Lo que peor llevo de hacer alitas es el tener que cortar la punta, el muslo… me hace sentirme como un descuartizador en potencia jeje. Además tengo tan poca fuerza que para mi es un sufrimiento… Pfff, qué dolor de brazos después….

Han sido mi comida de este mediodía y me han gustado tanto que no me he podido aguantar y, a pesar de tener muchas recetas fotografiadas en la recamara, las he tenido que publicar ya mismo (además de que por twitter hay mucho ansioso con ganas de probarlas jeje). Ahora solo me falta averiguar donde comprar en Zaragoza el tandoori masala a precio razonable. Si alguien lo sabe….

Bueno, que me enrollo como las persianas. Ahí os va la receta. Si os animáis, ya sabéis, no os cortéis en contármelo.

Ingredientes:

1kg de alitas de pollo

1 cabeza de ajos

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 cucharadas de tandoori masala

1/2 vaso de vino blanco

Elaboración:

Desgranar la cabeza de ajos pero dejarles la piel.

En una sartén poner el aceite a calentar. Agregar los ajos y las alitas de pollo.

Cuando las alitas empiecen a dorarse, agregar el tandoori masala y revolver bien para que se impregne todo.

Añadir el vino blanco y poner una tapa a la sartén. Dejar cocinar durante unos 20 minutos a fuego medio.

Pasado el tiempo de cocción, quitar la tapa y subir el fuego. Esperar a que la salsa espese un poco.

A poder ser, servir recién hechas.

Mousaka de Calabaza a mi manera

Sinceramente me da mucha rabia pasar tantos días sin publicar pero, entre que estoy muy liada y que ando un tanto apática, se me hace un poco cuesta arriba. Como ya os dije es algo cíclico que a todos nos pasa así que espero estar muy pronto de nuevo al pie del cañón como es habitual en mi.

Esta receta la hice ya hace algunas semanas pero hasta hoy no había encontrado el momento ni las ganas de publicarla. Tenía que darle salida a una calabaza y a medio kilo de carne picada y mi inspiración era nula para hacer algo novedoso y divertido. Finalmente me decidí por preparar este plato único que nos gustó mucho. La combinación de ingredientes hace que me resulte más agradable que la mousaka con berenjena. Lo ideal es cubrir la mousaka completamente con calabaza pero yo no la tenía entera porque había hecho una crema días atrás así que hice el apaño como pude.

Si lo probáis ya me contaréis.

Ingredientes

1 calabaza pequeña

500 g de carne picada (en mi caso ternera y cerdo a partes iguales)

100 g de arroz

1/2 cebolla

1/2 pimiento

Leche

Pimienta

Orégano

Sal

Aceite de Oliva Virgen Extra

Queso rallado

Elaboración

Pelar y cortar la calabaza en láminas de 1/2 cm de grosor. En la plancha con muy poquito aceite, dorar las láminas de calabaza para que estén blanditas. Reservar.

En una olla poner a cocer el arroz según el tiempo que indique el paquete. Lo ideal es que se cocine un par de minutos menos para que quede al dente, así cuando horneemos nuestra mousaka no quedará pasado. Enfriar rápidamente para que no continúe la cocción y reservar.

Picar la cebolla y el pimiento bien pequeñitos. En una sartén poner a calentar un poco de aceite de oliva y poner a pochar la cebolla y el pimiento. Cuando la cebolla empiece a transparentar, agregar la carne picada previamente salpimentada. Rehogar bien. Agregar el arroz cocido y rehogar todo en conjunto. Cuando esté todo rehogado, agregar un poco de orégano y un buen chorreón de leche para que le aporte jugosidad (no vamos a usar bechamel para que sea una mousaka más ligera). Reservar.

En una fuente apta para horno, poner una capa de calabaza cubriendo el fondo. Continuar con una capa del relleno de carne y arroz, otra de calabaza, otra de carne y arroz y rematar con una última capa de calabaza. Si nos parece que va a quedar un poco seca, añadir un poquito de leche sobre cada capa de carne. Cubrir generosamente con queso rallado y gratinar en el horno.

Esta mousaka se tiene que servir recién hecha porque sino pierde gran parte de su gracia.

Filetes Rusos Guisados

Últimamente ando un poco perezosa y sin apenas ganas de cocinar por lo que estoy tirando de las recetillas que tengo pendientes de publicar, aunque ya se acaban. Espero que la modorra se pase y vuelva a tener ganas de cocinar y meterle cañita al blog. Imagino que todo cuenta y como mi estado anímico anda un poco de capa caída pues eso se refleja en desgana a la hora de hacer cosas. Pero vamos, todo pasa, así que seguro que en breves vuelvo a estar para arriba como siempre.

Esta es una receta de esas que todos tenemos guardada en la recámara para hacer en un momento y sin complicarnos la existencia. Es perfecta para todos aquellos que no saben cocinar o que tienen la perecilla culinaria metida en su cuerpo. Para los más negados o perezosos, también se podría hacer con hamburguesas compradas, en vez de hacer los filetes rusos nosotros mismos, pero cuesta tan poco darles forma que no merece la pena.

Para mi, es una de esas recetas que sorprenden por lo fáciles que son y el resultado que dan. Si os animáis a probar, me lo contáis.

Espero que os gusten.

Ingredientes:

500 g de carne picada (a mi me gusta mitad ternera y mitad cerdo porque queda más jugoso)

1 huevo

1 cucharada de pan rallado

1 ajo bien picado

Perejil

Pimienta

Sal

1 cebolla

2 zanahorias

1/2 vasito de vino blanco

1/2 vasito de agua

1 hoja de laurel

1 ramita de tomillo

Pimienta en grano

Aceite de oliva Virgen Extra

Elaboración:

Poner en un bol la carne picada, el huevo, el pan rallado, el ajo picado, un poco de perejil, sal y pimienta al gusto y mezclar todo muy bien hasta que quede una pasta homogénea y más o menos compacta.

Hacer bolitas con las manos y aplanarlas. En una olla de fondo amplio con un poco de aceite, dorar los filetes rusos con cuidado de que no se desmoronen para sellarlos y que no desprendan sus jugos. Reservar.

Cortar la cebolla en juliana y las zanahorias a rodajitas.

Sin limpiar la olla, añadir un poco más de aceite y echar la cebolla. Cuando empiece a transparentar, agregar la zanahoria y sofreír. Echar el vaso de agua y dejar que evapore el alcohol. Añadir el agua, la hoja de laurel, el tomillo, unos granos de pimienta y sazonar al gusto. Agregar los filetes rusos y dejar que se cocinen a fuego medio durante unos 15 minutos.

Servir caliente. Se pueden acompañar de arroz blanco, unos dados de patata frita o simplemente recién sacados de la olla sin nada más.

Fiambre de pollo

Hoy vuelvo con otra de esas recetas suaves para ir paliando esos excesos navideños. Es una receta que me ha sorprendido mucho por su sabor y por las múltiples variantes que se pueden hacer con ella (desde ponerle verduras, cambiar el tipo de queso, modificar las carnes y embutidos….).

Desde que la descubrí la he hecho en varias entregas de Thermomix y la gente ha quedado encantada de la vida. La he adaptado a cocina tradicional (con microondas) y tengo que decir que sale deliciosa, eso si, los tiempos de microondas pueden variar según el que tengamos, tenedlo en cuenta. Es tan fácil como si nos ha quedado poco hecho, volver a meterlo unos minutos.

Si se hace con Thermomix, se puede combinar la cocción en el Varoma con cualquier crema en el vaso, como por ejemplo la del Puerro y Manzana que publiqué la semana pasada.

Espero que os guste y si la hacéis ya me lo contaréis.

Ingredientes:

250 g de pechuga de pollo

250 de jamón de york

150 g de queso fresco

100 g de bacon

Sal

Pimienta

Elaboración tradicional

Poner la pechuga a trozos en una picadora o procesador de alimentos y picar. Agregar el jamón de york también a trozos y continuar picando. Repetir la operación añadiendo el bacon y por último el queso fresco con un poco de pimienta y sal.

Volcar el contenido del vaso sobre un film transparente hasta que caiga todo. Envolver la pasta haciendo un rulo ayudándonos del plástico. Cerrar enrollando las orillas para que quede lo más hermético posible.

Poner el rulo en un plato y meter en el microondas. Cocinar durante 12 minutos a potencia máxima.

Se puede servir frío o caliente cortado en láminas y si nos gusta más tostadito, pasar un poco por la plancha o una sartén antes de servir.

Elaboración con Thermomix

Poner en el vaso la pechuga de pollo a trozos y picar 6 segundos a velocidad 4. Sin sacarla del vaso, meter el jamón de york también a trozos y picar 4 segundos en velocidad 4. Agregar el bacon y trocear nuevamente 4 segundos a velocidad 4. Repetir la operación con el queso fresco sin sacar el resto de ingredientes, agregar un poco de sal y pimienta y trocear 4 segundos en velocidad 4.

Volcar el contenido del vaso sobre un film transparente hasta que caiga todo. Envolver la pasta haciendo un rulo ayudándonos del plástico. Cerrar enrollando las orillas para que quede lo más hermético posible.

Poner en el recipiente varoma, colocarlo sobre el vaso (en el que habremos puesto 1 litro de agua) y programar 30 minutos en temperatura Varoma a velocidad 1.

Se puede servir frío o caliente cortado en láminas y si nos gusta más tostadito, pasar un poco por la plancha o una sartén antes de servir.

 

 

Timbal de confit de pato con puré de patatas trufado

¿A qué el nombre suena bien? Pues os prometo que sabe genial!!!

Hace un par de semanas, mi amiga Beatriz me llevó con ella a una cata de productos de la marca Rougie (foie, pato…) y nos dieron un plato que en esencia se parecía bastante a este. Ya me conocéis y cuando algo me gusta intento versionarlo a ver qué sale (todavía tengo pendiente versionar un plato de David Baldrich de la Senda que me enamoró).

El resultado me gustó mucho y quedó muy aparente para poder prepararlo de cara a las festividades navideñas que se aproximan. También es muy sencillo para sorprender a alguien en una cena.

Probadlo y ya me contaréis si os gusta.

Ingredientes: (Para 2 personas)

2 Muslos de Pato en Confit

2 Patatas grandes

1/2 Cebolla Fuentes de Ebro

Trufa

Pedro Ximenez

Aceite de Oliva Virgen Extra

1 cucharada de mantequilla.

Pimienta

Sal

Perejil picado.

Elaboración:

Pelar las patatas, cortarlas y ponerlas a cocer en abundante agua. Escurrir bien el agua y chafar con un tenedor hasta conseguir un puré homogéneo. Añadir una cucharada de mantequilla, un chorreón de aceite de oliva y un poco de trufa rallada. Mezclar bien y reservar.

En un cazo, poner un vaso de vino oloroso Pedro Ximenez y dejar reducir a fuego medio hasta que quede con una consistencia de caramelo líquido.

Cortar la cebolla a láminas y pochar a fuego medio. Cuando esté casi lista incorporar la mitad de la reducción de Pedro Ximenez. Terminar de cocinar y reservar.

Retirar la piel y la grasa al confit de pato (la grasa se puede guardar para confitar unas patatas por ejemplo). Deshuesar y picar la carne muy pequeñita (se puede hacer con un robot de cocina). Poner en una sartén un poco de la grasita del confit y añadir el pato desmigado. Rehogar durante unos minutos.

Para montar el plato, poner un aro de emplatar en un plato llano. Poner una capa del confit desmigado. Sobre éste poner un poco de la cebolla con Pedro Ximenez y encima una capa del puré de patata. Espolvorear con perejil picado. Adornar el plato con unos hilos de reducción de Pedro Ximenez. Servir de inmediato.

* Si el plato hubiera perdido temperatura, calentar un poco al emplatar (antes de espolvorear el perejil y de poner la decoración).

Cuello de ternasco relleno de boletus con salsa de cebolla

 

Ya sabéis lo que me gustan a mi los productos de mi tierra y en particular el Ternasco de Aragón y por eso aprovecho cualquier ocasión que se me presenta para hacer mis probatinas culinarias con él.

Nunca había cocinado ni comido cuello de ternasco pero aprovechando que mi carnicero es un solazo y me asesora siempre que lo necesito, le pedí que me deshuesara un par de cuellos (si los tengo que deshuesar yo, no los hago ni de chiripa jeje).

Me ha parecido una carne muy sabrosa y agradecida para rellenar con cualquier cosa. La próxima vez probaré a guisarla, a ver qué tal.

Si no lo habéis probado, os recomiendo que lo hagáis. Está riquísimo!!!

 

 

Ingredientes:

2 Cuellos de Ternasco de Aragón deshuesados
30 g de boletus edulis deshidratados
1 cebolla Fuentes de Ebro
Un chorreón de vino blanco
AOVE
Sal
Pimienta molida
Espárragos trigueros para acompañar

Elaboración:

Poner a hidratar los boletus siguiendo las indicaciones del envase. Aproximadamente tardarán 30 minutos en hidratarse. 

Estirar cada cuello de ternasco y rellenar con los boletus hidratados. Con una cuerda de algodón apta para cocina atarlos bien y que no se salga el relleno. Poner un poco de AOVE en una sartén y dorar bien por fuera.

En una olla (yo lo hice en mi Fussion Cook), poner a dorar la cebolla bien picada en un poco de AOVE.  Cuando transparente, añadir los cuellos de ternasco y un buen chorreón de vino. Si nos gusta un poco más suave, agregar un poco de agua.

Bajar el fuego y dejar que se cocine todo a fuego suave durante una media hora.

Retirar del fuego y sacar los cuellos de ternasco. Triturar la cebolla con los jugos hasta que quede una salsa homogénea.

Hacer los espárragos trigueros a la plancha.

Servir los cuellos cortándolos en rodajas y acompañándolos con la salsa y los trigueros.

Ternasco a la naranja con almendras

Hace unos días, en twitter, hablando con @laarroba y con @GrupoPastores, no se cómo salió el tema de hacer una receta con ternasco y naranja. Son dos ingredientes que me encantan y decidí intentarlo. 
Tras pensar y trastear por internete, finalmente esto fue lo que salió. Me ha encantado la combinación de sabores y lo ricas que quedan las costillitas caramelizadas. No será la última vez que las prepare así, os lo aseguro.
Si os animáis, ya me contaréis que tal.

Ingredientes:


500 g de costillas de ternasco
2 naranjas para zumo (o el zumo de 2 naranjas)
40 g de brandy
30 g de azúcar moreno
Un puñado de almendras tostadas sin piel
AOVE
Sal
Pimienta
Albahaca

Elaboración:

Exprimir el zumo de dos naranjas y poner en un vaso. Agregar los 40 g de brandy y los 30 g de azúcar. Mezclar y reservar.
En una sartén, echar un chorrito de AOVE y dorar las costillas de ternasco por las dos caras. Salpimentar al gusto. Añadir la mezcla de zumo y las almendras. Dejar que reduzca hasta que las costillas queden caramelizadas. 
Disponer en un plato y espolvorear con albahaca.
Se puede servir con patatas, arroz blanco o con la guarnición que se desee.

Jamoncitos de pollo especiado

Tenía unos jamoncitos de pollo en el congelador y quería prepararlos para comer. Siempre que quiero preparar pollo tengo el mismo dilema… cómo lo preparo para que no sea siempre igual??? Buscando por internete di con esta receta de Eguski, forera de Mundorecetas, que me pareció perfecta para cambiar (además estaba vaga y no me apetecía mucho cocinar jeje). Es muy sencilla y está realmente rica.
Espero que os guste.
Ingredientes:
4 jamoncitos de pollo
2 patatas grandes
4 cucharadas de AOVE
Orégano
Tomillo
Romero
Ajo Molido
Curry
Jengibre
Perejil
Mezcla de pimientas
Sal
1 chorrito de salsa de soja
1 chorrito de vino blanco
Elaboración en Fussioncook:
Pelar las patatas y cortar a trozos grandes.
En un bol mezclar las especias con el AOVE.
Poner en una fuente honda los jamoncitos y las patatas y añadir el contenido del bol de especias. Mezclar bien y dejar marinar al menos media hora.
Encender nuestra Fussioncook y seleccionar menú manual, 10 minutos. Poner los 4 jamoncitos y dorar. Añadir las patatas con el marinado y rehogar un par de minutos. Añadir la salsa de soja y el vino blanco y dejar evaporar el alcohol. Cancelar menú.
Cerrar la olla y seleccionar menú guiso. Cuando termine el tiempo, dejar despresurizar sola.
Elaboración tradicional:

Pelar las patatas y cortar a trozos grandes.
En un bol mezclar las especias con el AOVE.
Poner en una fuente honda los jamoncitos y las patatas y añadir el contenido del bol de especias. Mezclar bien y dejar marinar al menos media hora.
Poner en una olla los 4 jamoncitos y dorar. Añadir las patatas con el marinado y rehogar un par de minutos. Añadir la salsa de soja y el vino blanco y dejar evaporar el alcohol. Cocinar durante una media hora a fuego medio dando vueltas cada ratito.

Contramuslos de pollo con setas y salsa al Pedro Ximenez

Ya perdonaréis por estar varios días sin poner nada pero he estado con anginas y lo que menos me apetecía era publicar nada, espero lo sepáis comprender. Quiero recordaros antes de nada que todavía os queda una semanita para poder participar en el concurso que he preparado para celebrar el tercer aniversario de mi blog. Si queréis más información, aquí la tenéis
Y ahora vamos con la receta. Esta receta se la he «chorizao» a Marga, de El Puchero de Morguix. Fue amor a primera vista, aunque como no tenía de todo en casa, tuve que hacer algún que otro cambio. Lo mejor del plato, la salsita…. Nos comimos media barra de pan a base de untar jeje. Os recomiendo la receta al 100%.
Contramuslos de pollo con setas y salsa al Pedro Ximenez

Ingredientes:

4 contramuslos de pollo deshuesados a trozos

200 g de setas en conserva
150 cl de leche
1 cucharada de maizena
1 pizca de romero
1 pizca de tomillo
Sal
Pimienta
1 vasito de Pedro Ximénez (u otro vino dulce, si no lo encontráis). (PX)
Un poco de leche y ajo en polvo para marinar el pollo
Aceite de oliva Virgen Extra
Arroz hervido (como guarnición)

Elaboración:

Poner a marinar, durante al menos 1 hora, los trozos de pollo en un poco de leche con ajo en polvo. Con esto conseguiremos que el pollo quede mucho más jugoso.
Salpimentar el pollo y saltear a fuego fuerte en una sartén hasta que esté dorado. Agregar el PX y dejar reducir a fuego medio.
Separar un poquito de leche en un vaso y diluir la maizena. Añadir a la sartén la leche, las setas, un poco de tomillo, un poco de romero y la leche con maizena.
Bajar el fuego y dejar que reduzca la salsa durante 10-15 minutos.
Colocar en una fuente y servir caliente.
En este caso se sirve acompañado de arroz hervido (al mezclarlo todo queda un plato delicioso).

Cata de Salchichas y Cervezas y pincho de cervela

Hace tiempo que tenía pendientes de subir estos pinchos de cervela con verduras y que mejor momento que este post en el que os voy a contar la última actividad que montaron nuestros amigos de Gastrónomos del Ebro, una cata de cervezas y salchichas.

La receta, no hay una receta como tal…. Se coge una cervela de buena calidad y se corta a rodajas gruesas. Se hace lo mismo con un calabacín. También se corta a trozos una cebolla. En una brocheta se alternan los trozos de salchicha con trozos de calabacín, trozos de cebolla y tomatitos cherry. Se hacen  a la plancha y ya están listos para comer. Una manera deliciosa de comer una buena cervela.
Aunque estas que utilicé no eran tan buenas como las de la cata.
Nuestros amigos Gastrónomos nos citaron el Jueves 24 de marzo a las 20:00 de la tarde para una deliciosa y sorprendente Cata de Salchichas y Cervezas en la Cervecería Fran Beer de Zaragoza. Digo sorprendente porque a mi no me van las cervezas y estas me gustaron mucho jeje. La Cata estaba patrocinada por Lupulus Cervezas Artesanas y Embutidos Bernal, dos empresas aragonesas que nos acercan un poco más a la cultura gastronómica alemana.  

Pudimos degustar 5 tipos de salchichas diferentes y 4 tipos de cerveza. Tengo que reconocer que todo lo que probé me encantó (aunque las cervezas no me sabían a todo lo que Sergio de Lupulus nos indicaba jeje).

Así fue como nos encontramos el sitio de cada comensal: Plato, cubiertos, copa, cartelitos informativos y un cuestionario para rellenar durante la cata.

La primera cata fue de una deliciosa Bratwurst maridada con una cerveza Weißbier St Georgen. La salchicha es la típica salchicha cocida al estilo alemán, embutida en tripa natural. La cerveza tiene unos aromas y sabores afrutados, donde destaca el plátano, tan característico de la levadura de trigo. Ligeramente ácida y especiada. Cremosa y refrescante. 
En segundo lugar degustamos una salchicha Cervela acompañada por una cerveza Landbier St Georgen. Esta salchicha está cocida al estilo alemán, con un ligero toque de ahumado natural con madera de haya y está pelada. La cerveza era un poquito más oscura pero continuaba siendo una cervecita suave y refrescante.
El tercer hermanamiento Salchicha-Cerveza fue entre una Salchicha Finas Hierbas y una cerveza Saison Dupont. La salchicha es una Bratwurst con Finas Hierbas. En cuanto a la cerveza, fue la única belga que degustamos. Tenía toques afrutados, de vainilla, de especias… Su final es seco y amargo.
Para terminar, el último maridaje fue entre 2 tipos diferentes de salchichas (Zaragozana y Picante) y la cerveza Doppelbock St Georgen. La salchicha Zaragozana fue la que más me gustó. Continúa siendo la típica salchicha cocida al estilo alemán, con un ligero toque ahumado natural con madera de haya, embutida en tripa natural, pero en este caso con pimentón y  un picado más grueso. La salchicha Picante es una cervela picante. La cerveza tiene matices maltosos, de regaliz, caramelo, uva negra,.. Mantiene un buen cuerpo y un tono meloso a la par que contundente, pero siempre siguiendo la ley de pureza alemana, donde el azúcar no está permitido.

Mi enhorabuena a Gastrónomos, Lúpulus y Bernal por conseguir que pasasemos una noche estupenda y además aprendieramos algo más sobre las salchichas alemanas y la cerveza.
Ahora os dejo alguna fotico más de la noche.

Espero que os hayáis hecho una pequeña idea de lo bien que lo pasamos. Hasta el próximo Gastro-evento al que pueda acudir.