Archivo de la etiqueta: Carnes

Pechugas de pollo al ajillo con vino blanco

pollo3

Por falta de tiempo, llevo una temporada de sota, caballo y rey a la hora de preparar mis tuppers para llevarme al curro por lo que ya estoy un pelín aborrecida jeje. Me he propuesto preparar las recetas con un toque diferente para no aburrirme tanto a la hora de comer. Y eso me pasó con estas pechugas, que pasaron de ser unas simples pechugas a la plancha, a un plato que repetiré en más de una ocasión.

Buceando por los mundos blogueriles, localicé una receta que tenía buena pinta en el blog Maria’s Recipe Book. Me puse a prepararla y a mitad de receta me di cuenta de que no tenía vinagre así que había que improvisar. Había en la nevera una botella de vino blanco Viñas del Vero Gewurztraminer y eso fue lo que cayó en la perola.

Rápida, sencilla y molona. Qué más se le puede pedir a una receta??? Animaros que seguro que os gusta.

pollo1

Ingredientes:

500 g de pechugas de pollo

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

8 dientes grandes de ajo

1 dl de vino blanco

Sal

Pimienta recién molida

Una cucharadita de café de pimentón de la vera

Elaboración:

Cortar las pechugas en trozos o tiras no muy finas y reservar. Pelar los ajos.

Machacar en un mortero los ajos limpios con un poco de sal gorda y el pimentón. Agregar el vino blanco y mezclar bien.

Calentar en una cacerola o sartén el aceite. Cuando esté bien caliente, añadir los tacos de pollo y sofreír hasta que estén dorados por todas partes. Una vez dorado, salpimentar (poco, porque luego el majado aportará más sal), tapar la sartén y bajar el fuego al mínimo (vigilando que no se pegue).

Agregar el majado a la sartén y dejar cocer unos minutos para que se impregne bien con el sabor del ajo y el vino. Si el vino desaparece y se evapora enseguida, se puede añadir unas cucharadas de agua.

Listo para servir y mojar pan.

pollo2

Pataticas lardericas

10965661_10204101327108349_857053044_n

Bueno, vale, son unas simples patatas rellenas, pero como llevan longaniza son perfectas para el día de hoy. Parece que el publicar otra vez ha hecho que me entre el gusanillo blogueril de nuevo. O eso, o que me está apeteciendo meterme de nuevo en la cocina ahora que Daniel va siendo un poquito más autónomo y necesita menos nuestra atención constante.

Estas patatas son geniales para cuando no tienes casi nada en la nevera o se te ha olvidado sacar comida del congelador y estás en blanco. Las puedes rellenar de lo que te apetezca y seguro que el resultado es igual de bueno, ya sabéis que la patata es de los alimentos más versátiles que hay.

Ale, ya me dejo de tontadas y vamos al grano con la recetuqui. Si os animáis, ya me contaréis que os parecen, aunque casi adelanto vuestra opinión: Fáciles, rápidas, resultonas y deliciosas!!!!

10967035_10204101326948345_455668402_n

Ingredientes: (Las cantidades van a gusto del consumidor)

Patatas

Longaniza de graus

Bacon

Cebolla

Leche

Aceite

Pimienta

Sal

Tomate frito (opcional)

Queso rallado (en mi caso lonchas de queso porque no había rallado en la nevera)

Elaboración:

Para preparar las patatas tenemos varias opciones: cocerlas sin que queden demasiado hechas, asarlas… En mi caso me ayudé de Thermomix para hacerlas.

Cortar las patatas por la mitad a lo largo y disponer en el recipiente varoma. Echar en el vaso medio litro de agua y programar 25-30 minutos (según el tamaño de la patata), temperatura Varoma, velocidad 1. Reservar.

Picar la cebolla, la longaniza y el bacon del tamaño que más nos guste y reservar.

En una sartén echar un chorrito de aceite y sofreír la cebolla. Cuando empiece a transparentar, agregar la longaniza y el bacon. Reservar el sofrito bien escurrido de aceite.

Con un sacabocados, vaciar las patatas dejando una pared fina.

En un bol, deshacer bien la patata que hemos sacado del vaciado y añadir un chorreón de leche para que quede más suave. Añadir el sofrito y mezclar muy bien. Salpimentar.

Rellenar las patatas con la mezcla que hemos preparado y cubrir con el queso.

Gratinar unos minutos en el horno y… ¡¡¡A disfrutar!!!

Va de guisotes… Patatas con arroz y longaniza de ternasco

10808164_10203487741289087_1638363588_n

Con el fresquete que corre ya por Zaragoza, es momento de desempolvar nuestros pucheros y ponernos a preparar esos guisotes que tan bien nos vienen para calentarnos un poquico.

Hace unos días me llegó una caja llenica de productos aragoneses cortesía de Grupo Pastores y del resto de productores que colaboraron en el Degusta Blogger de la Carpa del Ternasco y como había que dar salida a las cosicas, preparé este guisote que está de “Toma pan y moja”. Las cantidades van un poco a gusto del consumidor y los ingredientes son de la Tierra en un 90%.

Es un guiso super sencillo que cualquiera puede preparar, aunque no se tenga ni idea de cocinar. A ver si os animáis y me contáis si os ha gustado.

10799523_10203487740929078_809867792_n

Ingredientes:

Patata Monalisa de “Patatas Gómez”

Cebolla Dulce Fuentes de Ebro de “Agrofuentes”

Arroz redondo “El Brazal”

Longaniza de Ternasco de “Grupo Cooperativo Pastores”

Pimiento

Azafrán del Jiloca

Aceite de Oliva Virgen Extra del Bajo Aragón

Sal

Elaboración:

Picar la cebolla y el pimiento a trozos pequeños y reservar. Pelar las patatas y chascar a trozos medianos. Reservar. Cortar a rodajas gordas la longaniza y reservar.

En una olla, poner un buen chorreón de aceite y poner a fuego fuerte. Agregar la cebolla y sofreír. Cuando empiece a trasparentar, agregar el pimiento y continuar sofriendo durante unos minutos.

Agregar la longaniza y esperar a que se dore. Añadir entonces el azafrán y el arroz y dar unas vueltas para que todo tome un poco de color.

Agregar las patatas y cubrir con agua. Sazonar al gusto y dejar cocinar unos 20 minutos hasta que las patatas estén listas y el arroz en su punto.

Servir caliente con un buen trozo de pan para mojar.

10751645_10203487741129083_799212080_n

Mini-Hamburguesa de Ternasco con Queso Sierra de Albarracín

Cuando desde Grupo Pastores me invitaron a preparar una tapa sencilla para realizar en vivo en la Carpa que montan para las fiestas del Pilar, no tardé ni un minuto en decir que si. Me parecía una experiencia super chula y que me apetecía un montón. Nos invitaban a 10 bloggers y twitteros a cocinar uno cada día y el “reto” consistía en idear una tapa muy sencilla (en una primera instancia iba a ser reproducida para vender) con Ternasco y otro ingrediente aragonés, en mi caso, Queso Sierra de Albarracín. Finalmente, debido a la complejidad de algunas de las tapas, esto último no fue posible pero si que hay una degustación de las tapas realizadas.

Fue un verdadero placer cocinar de la mano de Cristian Yáñez, cocinero de “La Ternasca” (tengo pendiente de escribir un post sobre el día que estuve allí cenando, porque se come de muerte) además de una experiencia muy divertida y en la que aprendí mucho.

Bueno, que me enrollo como las persianas, dar las gracias a Diego y Maricarmen por pensar en mi y espero que se pueda repetir la experiencia.

Esta es la tapa que preparé. Es muy sencilla y os animo a prepararla porque está de muerte. Gracias a Bea Romero por la foto ya que yo no pude hacer ninguna.

tapa

Ingredientes: No se ponen cantidades porque queda al gusto del consumidor.

Pierna de ternasco picada

Mozzarella seca

Cebolla Fuentes de Ebro

Ajo

Tomate rosa de Barbastro

Queso Sierra de Albarracín

Comino molido

Pimienta molida

Sal

Aceite de Oliva Virgen Extra

Aceite de Trufa

Una buena barra de pan

Elaboración:

Picar el ajo y la cebolla. En una sartén poner un chorreón de Aceite y echar el ajo picado. Dar un par de vueltas y añadir la cebolla para que se poche todo junto. Cuando empiece a transparentar, echar un poco de sal para que sude bien la cebolla. Reservar.

Cortar unos dados pequeños de mozzarella y reservar.

En un bol, poner el ternasco picado junto con la mozzarella y el sofrito de cebolla y el ajo. Sazonar al gusto con sal, pimienta recién molida y comino molido. Hacer pequeñas bolas y aplastarlas dando forma a la hamburguesa.

En una plancha con un poco de aceite, ir haciendo las hamburguesas hasta que queden bien caramelizadas por fuera y hechas por dentro.

Mientras, cortar el tomate a dados pequeños y aderezar con un poco de Aceite y sal. Reservar.

Cortar el pan en rodajas y reservar. Es importante que sea un buen pan ya que es parte de la gracia de esta tapa.

Para montar la tapa, coger una rebanada de pan y cubrir con una capa de tomate. Sobre éste, disponer la hamburguesa y rallar sobre ella un buen montón de Queso Sierra de Albarracín. Echar unas gotas de aceite de trufa y servir recién hechas.

Migas (Paso a paso para quien no las ha hecho nunca)

Esta es la receta que siempre hago de migas en casa. Dicen que me salen muy buenas, tanto es así que mi madre cuando quiere comer migas, me pide que se las prepare.

Existe el mito de que las migas son complicadas de preparar pero nada más lejos de la realidad, son super sencillas, solo hay que cogerles el puntillo justo de humedad y nos saldrán estupendas. Eso si, con un poquito de sebo que es lo que les da la gracia.

Hay tantas recetas de migas como pueblos y ciudades existen, vamos que en cada sitio se hacen de su manera, así que se aceptan cambios y variantes para darme nuevas ideas.

Para los que nunca habéis hecho migas, os dejo un paso a paso para que veáis lo sencillas que son. Eso si, a mi manera.

Ingredientes:

Pan seco

Longaniza

Chorizo

Panceta

Sebo de ternasco

Cebolla

Ajos

Tomate frito

Aceite de oliva virgen extra

Sal

 

Elaboración:

Cortar el pan seco a trozos no muy grandes  y poner en un barreño. Salpicar con agua para humedecerlo y dejar reposar (mejor de un día para otro). Hay que humedecerlo pero sin que quede muy mojado.


Poner en una sartén un chorrito de aceite y el sebo a trozos. Sofreír y cuando esté, retirar del aceite. Cuidado con quemarlo, que amarga. A continuación echar en el aceite que habrá cogido el gusto del sebo la cebollita picada (no mucha cantidad) y rehogar.

Cuando la cebolla transparente, agregar los ajos laminados y continuar rehogando.

Cuando empiecen a tomar color dorado, añadir la longaniza, el chorizo y la panceta cortados a trozos pequeños y continuar rehogando sin parar de remover.

 

Cuando las carnes estén hechas, añadir un par de cucharadas de tomate frito, a poder ser casero, y sazonar.

Seguir removiendo hasta que esté todo bien hecho.

Hasta este paso, podríamos dejarlo preparado el día anterior si se quiere sin problemas.

Añadir el pan remojado.

Remover continuamente hasta que el pan esté bien fritito y crujiente.


Servir acompañadas por un huevo frito, uvas…….. vamos, con lo que se quiera. En mi caso, apuesto siempre a lo seguro con un buen huevo frito con su puntilla.

Arroz con Costilla de Cerdo Ibérico

Arroz con costilla

El ingrediente de esta semana de La Fiambrera es la costilla de cerdo, aprovechando que estamos en época de matanza. La costilla de cerdo es un bocado que bien cocinado tiene un sabor delicioso. Siempre que pensamos en el cerdo pensamos en comida que engorda mucho pero si desgrasamos bien las costillas, nos quedará un plato con un aporte calórico moderado.

Pensando en qué hacer para esta semana, me costó muchísimo decidirme finalmente por este arroz. Se ha hecho en mi casa desde siempre, unas veces con costilla, otras con conejo, con pollo… y no varían los ingredientes en nada más que en la proteína.

Espero que os guste y ya me contaréis si la hacéis.

Arroz con costilla (4)

Ingredientes:

600 g de costilla de cerdo ibérico (se puede poner adobada si nos apetece)

4 tazas de arroz redondo “Brazal”

9 tazas de caldo de verduras

2 dientes de ajo

1/2 cebolla

2 tomates maduros

1 pimiento rojo

1 higadito de pollo

Azafrán

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Elaboración:

Picar los ajos, la cebolla, el pimiento, y los tomates. Reservar por separado.

En una sartén con un poco de aceite, poner a cocinar el higadito de pollo. Una vez hecho, picar bien menudito y reservar. En la misma sartén, agregar más aceite y freír las costillas de cerdo hasta que queden bien doraditas.

En una olla o en una paella, poner un chorrito de aceite y añadir la cebolla. Sofreír y cuando esté transparente, agregar los ajos y el pimiento. Continuar sofriendo y cuando veamos que ya está hecho, añadir los tomates. Sofreír todo bien durante unos 10 minutos y añadir el higadito.

Poner el caldo a calentar.

Agregar a la olla el arroz y el azafrán y dar unas vueltas para que se sofría y coja color. Agregar la costilla de cerdo y el caldo bien caliente. Sazonar.

Dejar que se cocine durante unos 20 minutos, aunque dependiendo del arroz usado, el tiempo de cocción puede variar (tiene que evaporar el agua y quedar el arroz blandito).

Dejar reposar 10 minutos y servir de inmediato.

Arroz con costilla (5)

Estofado de Ternera

Hoy os traigo un delicioso estofado. Esta receta es muy versátil ya que admite multitud de variaciones y podemos agregar unos ingredientes u otros según lo que tengamos en la nevera (zanahoria, puerro, champiñón…).

No indico tiempo de cocción ya que depende del tipo de ternera que se utilice: una ternera muy melosita y tierna tardará en cocinarse menos que un trozo de ternera más jasca.

Preparad la barra de pan que el caldito llama a gritos.

Si queréis escuchar el programa de la semana pasada, os dejo como siempre el podcast aquí.

 

ESTOFADO

 

 

Ingredientes:

500 gr de Ternera para guisar

6 patatas medianas

1 cebolla pequeña

1 pimiento verde

1 tomate

100 gr de Guisantes congelados

2 dientes de ajo (Este era el ingrediente secreto de esta semana)

Agua

1 chorrito de brandy o vino blanco

Sal

Pimienta

Romero

Laurel

Aceite

Elaboración:

Picar la cebolla, el pimiento y el tomate y reservar.

Poner en una olla un buen chorreon de aceite. Añadir la cebolla y los ajos. Cuando la cebolla transparente, agregar el pimiento y continuar sofriendo. Cuando veamos que ya toma todo colorcito, agregar el tomate picado y continuar cocinando el sofrito durante unos 5 minutos.

Añadir la carne salpimentada y dejar que se dore bien. Agregar  el brandy o vino blanco y dejar que cueza un poco para que evapore el alcohol. Añadir las patatas, los guisantes, la pimienta, el romero y el laurel. Cubrir con agua y dejar que cueza hasta que la carne esté blandita.

Huevos con tomate y longaniza de ternasco

 

Hoy es jueves lardero y como reza el dicho en Aragón: Jueves Lardero, longaniza en el puchero.

Este año, los chicos de Grupo Cooperativo Pastores han lanzado para estas fechas un nuevo producto, la longaniza de Ternasco de Aragón. La sorpresa fue grande cuando ayer llamaron a mi timbre y me entregaron un paquete con estas longanizas para que las probase hoy. Obviamente las he incluido en nuestra comida de hoy, de la cual os pongo la receta.

Esta es una de esas recetas que a la vista te dicen más bien poco pero que una vez hechas alucinas de lo buenísimas que están. Es muy sencilla de hacer y seguro que todos tenemos los ingredientes en casa. Os animo a probarla, veréis que buena está.

Ingredientes: 

800 g de tomates maduros

1 cebolla dulce Fuentes de Ebro

1 ajo

4 longanizas de Ternasco de Aragón

4 huevos

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Azúcar

Elaboración:

Rallar los tomates o picar en una picadora para que queden bien menudos (yo los pico porque me gusta encontrarme la piel en los guisos). Reservar.

Picar la cebolla y el ajo bien pequeñitos.

En una sartén poner un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra y sofreír la cebolla y el ajo. Cuando empiecen a transparentar, agregar el tomate picado, una buena cucharada de azúcar y un pellízco de sal. Dejar cocinar a fuego medio durante unos 20 minutos. Si se ve que salpica mucho, poner una tapadera pero sin cerrar del todo.

Mientras, freír las longanizas a trozos en otra sartén y reservar quitando todo el aceite.

Cuando hayan pasado los 2o minutos, agregar la longaniza frita y abrir 4 huevos en el tomate. Con una cuchara de madera, revolver bien los huevos con el resto de los ingredientes. Cuando se vea que han cuajado, retirar del fuego.

Servir bien caliente.

Faisán con ciruelas y salsa de naranja

Tengo muchas recetas que poneros de estas navidades, de antes y de después pero ya sabéis, cuando me vaya apeteciendo jeje.

En esta ocasión os traigo el que fue nuestro plato fuerte el día de Nochebuena, un delicioso faisan guisado con ciruelas y salsa de naranja. Hacía tiempo que teníamos ganas de cenar faisán en Nochebuena pero por un motivo u otro, nunca lo preparábamos. Este año, me habían dicho que en un barrio al lado del mío hay una granja que tenía este tipo de productos muy buenos y bien de precio así que unos días antes de Navidad, fuimos a comprarlos.

Mirando por internet, no conseguimos encontrar una receta que nos convenciera así que al final decidimos mezclar varias e improvisar un poco. El resultado fue espectacular. Os recomiendo que lo probéis porque no defrauda y si no os gusta el faisán, probad con cualquier otra ave de corral. Ya me contaréis.

Ingredientes:

1 faisán

El zumo de una naranja

20 cl de oporto

20 cl de caldo de ave (en nuestro caso con las carcasas del faisán y verduras)

2 tiras de cáscara de naranja a trocitos

Ciruelas pasas sin hueso

Pimienta verde

1 ramita de romero

Una cucharadita de harina de maiz

Sal

Aceite de oliva Virgen Extra

Elaboración:

Cortar el faisán a trozos pequeños y dorar en una sartén con un poco de aceite.

Poner los trozos de faisán en una olla junto con el caldo, el oporto, la pimienta y el romero. Dejar reducir a fuego medio durante unos 20 minutos. Añadir el zumo de naranja, la cáscara cortada a trocitos y las ciruelas. Dejar cocer 1o minutos y comprobar si el faisán ya está bien tierno. Es muy probable que necesite más tiempo de cocción así que retiramos las ciruelas para que no se cocinen demasiado y continuamos con la cocción hasta que el faisán esté bien tierno y a nuestro gusto.

Si la salsa no hubiera quedado espesita, agregar la harina de maíz diluida en agua fría. Rectificar de sal.

Servir los trozos de faisán con un poco de salsa de naranja y unas ciruelas como acompañamiento.

Alitas de pollo tandoori masala

Desde que mi amiga Mary me contó como hacía estas alitas, tenía clarísimo que las tenía que probar. Todo lo que lleve especias raras es apuesta segura para mi, soy muy especiera jeje.

Lo que peor llevo de hacer alitas es el tener que cortar la punta, el muslo… me hace sentirme como un descuartizador en potencia jeje. Además tengo tan poca fuerza que para mi es un sufrimiento… Pfff, qué dolor de brazos después….

Han sido mi comida de este mediodía y me han gustado tanto que no me he podido aguantar y, a pesar de tener muchas recetas fotografiadas en la recamara, las he tenido que publicar ya mismo (además de que por twitter hay mucho ansioso con ganas de probarlas jeje). Ahora solo me falta averiguar donde comprar en Zaragoza el tandoori masala a precio razonable. Si alguien lo sabe….

Bueno, que me enrollo como las persianas. Ahí os va la receta. Si os animáis, ya sabéis, no os cortéis en contármelo.

Ingredientes:

1kg de alitas de pollo

1 cabeza de ajos

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 cucharadas de tandoori masala

1/2 vaso de vino blanco

Elaboración:

Desgranar la cabeza de ajos pero dejarles la piel.

En una sartén poner el aceite a calentar. Agregar los ajos y las alitas de pollo.

Cuando las alitas empiecen a dorarse, agregar el tandoori masala y revolver bien para que se impregne todo.

Añadir el vino blanco y poner una tapa a la sartén. Dejar cocinar durante unos 20 minutos a fuego medio.

Pasado el tiempo de cocción, quitar la tapa y subir el fuego. Esperar a que la salsa espese un poco.

A poder ser, servir recién hechas.