Archivo de la categoría: RECETAS THERMOMIX

Torticas a la sartén

Torticas3

Ohhhhhh, se acabaron las vacaciones de semana Santa… No se a vosotros pero a mí me han servido para desconectar mogollón, relajarme mucho y pegarme una noche de juerga padre en mi pueblo, Obón.

Como no, también han servido para ponernos como tocinicos de comer esas cosas que solo preparamos en el pueblo. Este año, torticas de sartén. Personalmente, me encantan y sería capaz de desayunarlas todos los días jajaja, a poder ser, con un chocolatico. Mmmm.

Os voy a dejar la recetica completa pero también os informo a los vaguetes que si os acercáis a un horno y compráis una bola de masa, las podéis hacer perfectamente con ella.

torticas2

Ingredientes:

500g de harina (a poder ser, de fuerza)

1 vaso de agua tibia

3 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra

25g de levadura fresca de panadería

1 cucharadita de café de sal

Aceite para freír

Elaboración tradicional:

En una superficie limpia o un bol grande, se pone la harina tamizada haciendo un volcán. Se desmiga la levadura y se añade.

En el centro del volcán se echa la sal, el aceite de oliva y el agua. Se mezcla todo bien y se amasa. Tiene que quedar una masa homogénea, elástica y sin grumos. Si la masa queda pegajosa en exceso, hay que añadir un poco más de harina. Si por el contrario, queda muy seca y no se puede trabajar, habría que añadir un poco más de agua. En una masa influye mucho el tipo de harina y de agua, la meteorología…

Una vez conseguida la masa perfecta, dejar reposar en un bol tapado con film transparente durante un par de horas.

Poner a calentar aceite en una sartén grande y honda (o en una freidora). Coger bolitas pequeñas de la masa y con los dedos ir dando forma de tortica (lo más fina y estirada que se pueda). Ir echándolas en la sartén. Cuando se inflen, dar la vuelta para que se doren por el otro lado.

Poner en papel absorbente para quitar el exceso de aceite y pasar por azúcar.

A disfrutar!!!!!!!!

Elaboración con thermomix:

Poner en el vaso la harina tamizada con la levadura desmigada. Añadir sobre esta la sal, el aceite de oliva y el agua.

Programar 2 minutos a velocidad espiga. Tiene que quedar una masa homogénea, elástica y sin grumos. Si la masa queda pegajosa en exceso, hay que añadir un poco más de harina. Si por el contrario, queda muy seca y no se puede trabajar, habría que añadir un poco más de agua. En una masa influye mucho el tipo de harina y de agua, la meteorología… Si añadimos más ingredientes, volver a programar 1 minuto a velocidad espiga. La masa tiene que despegarse perfectamente de los bordes del vaso y quedar como una bola.

Una vez conseguida la masa perfecta, dejar reposar en un bol tapado con film transparente durante un par de horas.

Poner a calentar aceite en una sartén grande y honda (o en una freidora). Coger bolitas pequeñas de la masa y con los dedos ir dando forma de tortica (lo más fina y estirada que se pueda). Ir echándolas en la sartén. Cuando se inflen, dar la vuelta para que se doren por el otro lado.

Poner en papel absorbente para quitar el exceso de aceite y pasar por azúcar.

A disfrutar!!!!!!!!

torticas

 

Bizcocho de Naranja

naranja1

Tengo esta receta pendiente de publicar desde el año 2013 y ya no recuerdo ni de donde la saqué. Así que si su autor/a la reconoce que me disculpe.

Como hace tanto tiempo que lo tenía en pendientes, lo volví a preparar porque ya ni me acordaba de su sabor o textura jeje. Tengo que decir que es un bizcocho super suave, esponjoso y muy sabroso.

naranja2Ingredientes:

1 naranja
250 g de azúcar
3 huevos
70 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
70 g de harina
1 sobre de levadura
Azúcar glass para espolvorear (Opcional)

naranja3

Elaboración Tradicional:

Precalentar el horno a 180º.

Rallar toda la peladura de la naranja y reservar.

Quitar todo la parte blanca a la naranja y poner en un bol a trozos. Añadir la ralladura de naranja y el azúcar. Triturar bien.

Cuando todo esté bien triturado, agregar los huevos y batir hasta que quede una mezcla homogénea y cremosa.

Añadir el aceite y mezclar con mucho cuidado para que la mezcla no baje. Incorporar poco a poco la harina mezclada con la levadura. Esta incorporación se ha de hacer con movimientos envolventes y con mucho cuidado.

Poner en un molde previamente engrasado y hornear a 180º durante unos 30 minutos.

Elaboración con Thermomix:

Precalentar el horno a 180º.

Rallar toda la peladura de la naranja y reservar.

Quitar todo la parte blanca a la naranja y echar en el vaso a trozos. Añadir la ralladura de naranja y el azúcar. Programar 2 minutos a velocidad 5.

Poner la mariposa y añadir los huevos. Programar 4 minutos a 40º en velocidad 3. Agregar el aceite y mezclar unos segundos a velocidad 2.

Quitar la mariposa y agregar la harina con la levadura previamente tamizadas. Mezclar durante 6 segundos a velocidad 5.

Poner en un molde previamente engrasado y hornear a 180º durante unos 30 minutos.

naranja4

Blinis de salmón y Crème Fraîche

blinis

 

Este es uno de los aperitivos sencillos que más me gusta servir en mis comidas y cenas, eso si, con tostaditas porque hacer los blinis lleva su trabajo.

Estas navidades quería hacerlo con blinis y me volví loca buscándolos en diferentes tiendas sin éxito alguno, así que decidí liarme la manta a la cabeza y prepararlos yo misma (ahora ya los he localizado en Hipercor grrrr).

Es un aperitivo muy sencillo que con el toquecito del eneldo fresco tiene su gracia. También se puede servir con un poquito de caviar, huevas de trucha… O con lo que tu imaginación te dicte.

Blinis 3

 

Ingredientes:

200 g de leche

15 g de levadura fresca

1 huevo

100 g de harina

Aceite

200 g de crème fraîche

200 g de salmón ahumado en filetes

Alcaparras

Eneldo fresco

Elaboración Tradicional:

Calentar la leche en un cazo. Añadir la levadura desmenuzada y disolver.

Separar la clara de la yema e incorporar la yema al cazo, reservando la clara para utilizarla más adelante. Batir con una batidora de varillas hasta que quede totalmente mezclado.

Agregar la harina previamente tamizada y mezclar con unas varillas hasta que quede totalmente integrada. Retirar la masa a un cuenco, tapar con film transparente y dejar reposar a temperatura ambiente durante 1 hora.

Transcurrido el tiempo de reposo montar la clara con un pellizco de sal. Incorporar a la masa reservada realizando movimientos envolventes con unas varillas manuales o una espátula.

Calentar una sartén y engrasar con un poco de mantequilla. Coger una cucharada sopera rasa de la masa y verter en la sartén caliente procurando que quede una forma circular. Cuajar durante 1 minuto por cada lado. Repetir la operación hasta terminar la masa. Dejar enfriar.

Poner en cada blini un poco de la créme Fraîche, sobre ésta un poco de eneldo fresco (también se puede mezclar la créme Fraîche y el eneldo antes de untar) y una lámina de salmón ahumado. Decorar con una alcaparra y ya están listos para comer.

Elaboración con Thermomix:

Calentar la leche programando 3 minutos a 37º en velocidad 1. A continuación añadir la levadura desmenuzada y batimos 5 segundos en velocidad 3½.

Separar la clara de la yema e incorporar la yema al vaso, reservando la clara para utilizarla más adelante. Batir 10 segundos en velocidad 3.

Agregar la harina previamente tamizada y mezclar 10 segundos a velocidad 3. Bajar la masa hacia las cuchillas y volver a programar 10 segundos a velocidad. Retirar la masa a un cuenco, tapar con film transparente y dejar reposar a temperatura ambiente durante 1 hora.

Transcurrido el tiempo de reposo y con el vaso bien limpio, poner la mariposa en las cuchillas y montar la clara con un pellizco de sal programando 1 minuto en velocidad 3½. Incorporar a la masa reservada realizando movimientos envolventes con unas varillas manuales o una espátula.

Calentar una sartén y engrasar con un poco de mantequilla. Coger una cucharada sopera rasa de la masa y verter en la sartén caliente procurando que quede una forma circular. Cuajar durante 1 minuto por cada lado. Repetir la operación hasta terminar la masa. Dejar enfriar.

Poner en cada blini un poco de la créme Fraîche, sobre ésta un poco de eneldo fresco (también se puede mezclar la créme Fraîche y el eneldo antes de untar) y una lámina de salmón ahumado. Decorar con una alcaparra y ya están listos para comer.

blinis 4

Pimientos del piquillo rellenos de gulas

Pimientos

Cada vez que me pongo a rellenar algo, culinariamente hablando, no puedo evitar acordarme de una forera de mundorecetas, Marga, que tiene fijación con rellenarlo todo jeje. Si os apetece echar un visto a sus rellenos, su blog es “El Puchero De Morguix“. No se si este relleno lo habrá probado, pero por si acaso ya se lo contaré jeje. Va por ti Marga 😛

Esta receta es uno de mis últimos “descubrimientos” gastronómicos. Es un aperitivo súper sencillo y está realmente delicioso. El contraste de sabores es riquísimo y a todos los que la probaron les gustó muchísimo.  Creo que pillé la receta de algún libro de Thermomix, pero no recuerdo, así que ahí queda la recetuqui. La siguiente foto no me la tengáis muy en cuenta (son las prisas de hacer fotos en la mesa jeje).

pimientos 3

Ingredientes:

Para los pimientos rellenos:

1 lata de pimientos del piquillo enteros, para rellenar

50 g de aceite de oliva virgen extra

4 dientes de ajo fileteados

1 cayena-guindilla

250 g de gulas

 Para la salsa:

25 g de aceite de oliva

100 g de cebolla

1 diente de ajo

50 g de pimiento verde

50 g de tomate natural triturado

2 bolsitas de tinta de calamar

1 pastilla de caldo de pescado o sal

30 g de vino blanco

Pimienta negra

Elaboración Tradicional:

Colocar los pimientos sobre papel de cocina para que se sequen y reservar.

Poner el aceite a calentar en una sartén. Añadir los ajos y la guindilla y sofreír. Cuando vayan tomando color los ajos, incorporar las gulas y rehogar hasta que estén a nuestro gusto. Sacar y reservar.

Volver a poner aceite en la sartén y sofreír la cebolla troceada, los ajos, el pimiento en trozos y el tomate. Añadir la tinta de calamar, la pastilla de caldo o sal, el vino blanco y la pimienta negra. Rehogar todo bien. Retirar del fuego y triturar. Si nos queda una salsa muy espesa, añadir un poco de agua y calentar.

Rellenar los pimientos con las gulas reservadas, colocar en una fuente y regar con la salsa. Servir calientes o también están muy ricos, templados. Presentar la salsa sobrante en una salsera.

Elaboración con Thermomix

Colocar los pimientos sobre papel de cocina para que se sequen y reservar.

Echar el aceite en el vaso y programar 2 minutos, temperatura varoma, velocidad 1. Añadir los ajos y la guindilla. Programar 5 minutos, temperatura varoma, velocidad 3 1/2. Incorporar las gulas y programar 2 minutos en temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Sacar y reservar.

Sin lavar el vaso, echar el aceite, la cebolla troceada, los ajos, el pimiento en trozos y el tomate. Triturar durante 10 segundos a velocidad 4. Con la espátula bajar los restos que hayan quedado en las paredes. Programar 10 minutos en temperatura varoma, velocidad 1. Añadir la tinta de calamar, la pastilla de caldo o sal, el vino blanco y la pimienta negra. Programar 5 minutos a 100º en velocidad 1. Triturar durante 30 segundos a velocidad 7. Si ha quedado muy espesa, añadir un poco de agua y calentar durante 1 minuto a 100º en velocidad 1.

Rellenar los pimientos con las gulas reservadas, colocar en una fuente y regar con la salsa. Servir calientes o también están muy ricos, templados. Presentar la salsa sobrante en una salsera.

Risotto de champiñones portobello y bacon

risotto 3

Volvemos con mis fotos de tupper!!!!!! Resulta que hay gente que me dice que vuelva a mis orígenes y que ponga lo que me llevo al curro para comer. Realmente, yo me llevo todo lo que cocino, ya que soy de la opinión de que todo lo que pones en un plato, se puede meter en un tupper jajaja.

Pillé en mi frutería unos champiñones portobello que tenían una pinta brutal y decidí preparar un risotto con ellos. Miguel es supercarnívoro y necesita que haya chicha si va a ser plato único así que recurrí a lo que tenía en la nevera, el bacon. Resultado, un risotto de rechupete que me sentó de lujo a la hora de comer.

Ahí os va la recetuqui. A disfrutar!!!!!!!

risotto 1

Ingredientes:

50 g de queso parmesano

200 g de cebolla

150 g de champiñones portobello

150 g de bacon en daditos

30 g de aceite de oliva virgen extra

350 g de arroz de grano corto

100 g de vino blanco (si no se quiere echar, sustituir por caldo)

800 g de caldo vegetal muy caliente

1 cucharadita de sal

10gr de mantequilla en trozos

Elaboración Tradicional:

Rallar el queso parmesano y reservar. Picar la cebolla y reservar. Trocear los champiñones y reservar también

En una sartén honda u olla amplia, poner el aceite y pochar la cebolla. Cuando empiece a transparentar, agregar la mitad de los champiñones portobello y pochar bien.

Incorporar el arroz y el bacon y sofreír durante un par de minutos aproximadamente.

Añadir el vino blanco y cocinar durante unos 5 minutos hasta que se evapore el alcohol.

Añadir el caldo vegetal bien caliente y la sal. Dejar cocinar durante unos 12 minutos removiendo a menudo. Cuando lleve cocinando unos 8-9 minutos, agregar el resto de los champiñones. Si finalizado el tiempo, el arroz todavía está duro, seguir cocinando hasta que esté a nuestro gusto.

Volcar el risotto en una fuente, añadir la mantequilla y el parmesano y remover bien para que se integre todo. Servir caliente

Elaboración con Thermomix:

Rallar el queso parmesano programando 10 segundos en velocidad progresiva 5-10. Reservar.

Poner la cebolla en el vaso y trocear 4 segundos en velocidad 4.

Agregar la mitad de los champiñones previamente troceados y el aceite. Programar 8 minutos a 100º en velocidad 1.

Incorporar el arroz y el bacon. Programar 3 minutos a 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

Añadir el vino blanco y programar 5 minutos a 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara, sin el cubilete para que se evapore el alcohol.

Añadir el caldo vegetal bien caliente y la sal. Programar 12 minutos a 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Cuando falten 3 minutos para terminar, agregar el resto de los champiñones por el bocal. Si finalizado el tiempo, el arroz todavía está duro, programar de nuevo de minuto en minuto hasta que esté a nuestro gusto.

Volcar el risotto en una fuente, añadir la mantequilla y el parmesano y remover bien para que se integre todo. Servir caliente.

risotto 2

Pastel tricolor de Verduras

Antes de nada tengo que avisaros de que mi blog va a cambiar un poquito. Resulta que hemos decidido que a partir del lunes en nuestra casa se está a dieta (hay que perder los kilitos que hemos echado en vacaciones) así que a no ser que tenga alguna comida de celebración o algo así, vais a ver bastantes recetas sanitas hasta que coja el peso que quiero tener jejeje. Todavía me quedan en la recámara algunas recetas y restaurantes visitados que iré subiendo para que sigáis viendo cositas más ricas jeje.
De vez en cuando nos pasa a todos que tenemos rondando cosas en la nevera a punto de ponerse malas o que no sabemos cómo darles salida. Pues bien, esta es una receta perfecta para dar salida a esas verduras y hortalizas que a menudo se quedan en el fondo de la nevera.
Ahora con los calores, todo este tipo de recetas fresquitas nos permiten comer las verduras que habitualmente comemos cocidas de una manera con la que no nos entren “calores” al comer.
En esta receta se pueden cambiar las verduras y hortalizas a nuestro gusto e incluso hacerlo con más capas. “Libertad de creación”
Espero que este pastelito os guste. Ya me contaréis.

Ingredientes:

200 g de zanahorias

200 g de patata
200 g de brócoli
6 hojas de gelatina (usaremos 2 hojas de gelatina para cada capa de verduras)
3 huevos
150 g de nata líquida para cocinar
45 g de AOVE
Sal y pimienta

Elaboración con Thermomix:

Capa de zanahorias:
En un bol con agua fría, poner a remojo 2 hojas de gelatina troceadas.
Pelar y trocear las zanahorias, en trozos grandes. Poner en el vaso del Thermomix y programar 10 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Bajar los restos de las paredes y la tapa del vaso hacia las cuchillas. Si no queda muy triturado programar 5 segundos más, a velocidad 7.
Añadir 1 huevo, 15 g de aceite de oliva, 50 g de nata líquida, 1/2 cucharadita de sal y un poco de pimienta.
Programar 10 minutos a 90º en velocidad 2,5.
Cuando falten 5 minutos para terminar y sin parar la máquina, echar por el bocal la gelatina bien escurrida y con cuidado de que no caiga encima de las cuchillas.
Terminado el tiempo, programar 5 segundos, a velocidad 10 para que quede totalmente triturado.
Engrasar un molde de plum-cake con un poco de aceite (si es de silicona no hace falta) y echar la capa de zanahorias. Extender con una espátula y dar unos pequeños golpes contra la encimera para que se esparza igual por todo el molde y se quiten las burbujas.
Enjuagar el vaso y secar con papel de cocina.
Capa de patatas:
En un bol con agua fría, poner a remojo 2 hojas de gelatina troceadas.
Pelar y trocear las patatas, en trozos grandes. Poner en el vaso del Thermomix y programar 10 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Bajar los restos de las paredes y la tapa del vaso hacia las cuchillas. Si no queda muy triturado programar 5 segundos más, a velocidad 7.
Añadir 1 huevo, 15 g de aceite de oliva, 50 g de nata líquida, 1/2 cucharadita de sal y un poco de pimienta.
Programar 10 minutos a 90º en velocidad 2,5.
Cuando falten 5 minutos para terminar y sin parar la máquina, echar por el bocal la gelatina bien escurrida y con cuidado de que no caiga encima de las cuchillas.
Terminado el tiempo, programar 5 segundos, a velocidad 10 para que quede totalmente triturado.
Echar esta capa de patatas encima de la capa de zanahorias, con mucho cuidado. Extender con una espátula intentando que quede lo más igualada posible.
Enjuagar el vaso y secar con papel de cocina.
Capa de brócoli: (igual que las capas anteriores).
En un bol con agua fría, poner a remojo 2 hojas de gelatina troceadas.

Echar en el vaso el brocoli y programar 10 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Bajar los restos de las paredes y la tapa del vaso hacia las cuchillas. Si no queda muy triturado programar 5 segundos más, a velocidad 7.
Añadir 1 huevo, 15 g de aceite de oliva, 50 g de nata líquida, 1/2 cucharadita de sal y un poco de pimienta.
Programar 10 minutos a 90º en velocidad 2,5.
Cuando falten 5 minutos para terminar y sin parar la máquina, echar por el bocal la gelatina bien escurrida y con cuidado de que no caiga encima de las cuchillas.
Terminado el tiempo, programar 5 segundos, a velocidad 10 para que quede totalmente triturado.
Poner esta última capa encima de la capa de patatas y extender con una espátula intentando que quede lo más igualada posible por todo el molde.

Dejar enfriar y meter al frigorífico unas horas antes de servir.
Desmoldar y servir acompañado de mayonesa o bechamel.

Elaboración tradicional:

En un bol con agua fría, poner a remojo 2 hojas de gelatina troceadas.

Pelar y trocear las zanahorias. En una picadora, picar lo más pequeño posible.
Echar la zanahoria troceada en una olla y añadir 1 huevo, 15 g de aceite de oliva, 50 g de nata líquida, 1/2 cucharadita de sal y un poco de pimienta. Poner a fuego medio durante 10 minutos removiendo de vez en cuando para que no se pegue (no tiene que llegar a hervir).
Cuando haya pasado la mitad del tiempo, echar la gelatina bien escurrida y remover bien para que se deshaga.
Con la batidora o con la picadora, volver a triturar bien la mezcla
Engrasar un molde de plum-cake con un poco de aceite (si es de silicona no hace falta) y echar la capa de zanahorias. Extender con una espátula y dar unos pequeños golpes contra la encimera para que se esparza igual por todo el molde y se quiten las burbujas.
Volver a repetir el procedimiento con las otras dos capas de verduras e ir disponiéndolas en el molde.
Dejar enfriar y meter al frigorífico unas horas antes de servir.

Desmoldar y servir acompañado de mayonesa o bechamel.

 

Tarta de Cerveza Negra y Chocolate

image

Todos los años, mis amigos Maricarmen y José Carlos nos invitan a una calçotada en Pinseque y yo intento llevar un postre siempre que puedo. Este año no ha sido diferente. Desde el día que nos invitaron tenía claro que tarta iba a preparar ya que le tenía muchísimas ganas desde que la descubrí.

Esta tarta aparece en el libro de Nigella Lawson “Feast” y son muchos los blogueros que nos han puesto los dientes largos haciendo sus versiones en la red. Es una tarta que en apariencia puede ser empalagosa y pesada pero nada más lejos de la realidad. Es una tarta suave y realmente deliciosa.

Espero que os guste y os animéis a prepararla (esto último va para los que os la comisteis y me pedís la receta).

image (1)

Ingredientes:

250 ml de cerveza negra

250 g de mantequilla

75 g de cacao en polvo

400 g de azúcar

140 ml de nata líquida para montar

2 huevos

1 cucharadita de vainilla líquida

250 g de harina para repostería

2’5 cucharaditas de bicarbonato

Para el frosting

300 g de queso para untar

150 g de azúcar glas

360 ml de nata líquida para montar

Elaboración tradicional:

Poner en una olla la cerveza a calentar a fuego medio, sin que llegue a hervir. Cuando esté caliente, añadir la mantequilla cortada en trozos e ir removiendo hasta que funda por completo. Retirar del fuego y reservar.

En un bol poner el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato. Mezclar hasta que todo quede bien integrado.

En otro bol, poner la nata líquida, los huevos y la vainilla líquida. Mezclar con un batidor de varillas, hasta que quede una mezcla uniforme. Agregar el contenido de la olla (la cerveza con la mantequilla) y mezclar nuevamente hasta integrar bien ambas mezclas.

Una vez terminada la mezcla líquida, ir incorporando poco a poco a los ingredientes secos y con unas varillas, mezclar enérgicamente hasta conseguir una masa uniforme y sin grumos. Quedará bastante líquida pero luego solidifica y muestra una textura jugosa y húmeda.

Pasar la masa a un molde engrasado e introducir en el horno, previamente precalentado a 180º, durante 50 minutos aproximádamente o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia.

Una vez transcurrido el tiempo, sacar y lo dejar enfriar en el molde, para posteriormente pasarlo al plato donde lse vaya a presentar.

Para el frosting, mezclar el queso y el azúcar con cualquier batidor eléctrico, hasta conseguir una crema suave. Después agregar la nata, previamente montada, y lo mezclamos con movimientos suaves hasta que estén bien integrados ambos ingredientes.

Poner el frosting sobre la tarta ya fría.

Elaboración con Thermomix:

Verter en el vaso la harina, el cacao, el azúcar y las dos cucharaditas y media de bicarbonato. Mezclar todo 15 segundos en velocidad 5. Reservar.

Poner en el vaso la cerveza y la mantequilla a temperatura ambiente. Programar 3 minutos a 50 grados en velocidad 2.

Añadir a lo anterior la nata, la vainilla y los huevos. Mezclar durante 15-30 segundos en velocidad 2 y medio.

Programar ahora en velocidad 3 sin poner tiempo e ir incorporando la mezcla de harina, azúcar y bicarbonato reservada, hasta que está bien mezclada.

Pasar la masa a un molde engrasado e introducir en el horno, previamente precalentado a 180º, durante 50 minutos aproximádamente o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia.

Una vez transcurrido el tiempo, sacar y lo dejar enfriar en el molde, para posteriormente pasarlo al plato donde lse vaya a presentar.

Para el Frosting:

Poner en el vaso el azúcar glas y el queso de untar y programar a velocidad 3 hasta que quede bien integrado. Reservar.

Poner la mariposa en las cuchillas y echar la nata muy fría. Montar en velocidad 3 y medio sin programar tiempo. Hay que estar muy atento para que no se pase y se haga mantequilla.

Unir la nata montada y la mezcla de azúcar con el queso de untar con movimientos envolventes.

Poner el frosting sobre la tarta ya fría.

image (2)

Acelgas con tomate y huevo poché

acelgas1

Tenía esta receta sin publicar desde hace ni se el tiempo pero por una cosa o por otra no la había publicado a pesar de ser una receta que me gusta mucho y hago a menudo. Es una manera diferente de comer acelgas y resulta muy útil para que los niños se coman las acelgas.

La acelga es un producto perecedero que hay que conservar en frío. La mejor manera de conservarlas en nuestros frigoríficos es en bolsas bien cerradas. Si se compran frescas y se desean congelar para que duren más tiempo, se han de escaldar previamente durante 2-3 minutos en agua hirviendo y posteriormente se congelan.

Espero que os guste la receta y que me contéis si la preparáis.

acelgas2

Ingredientes: Para 4 personas

250 g de cebolla

1 diente de ajo

60 g de aceite de oliva

50 g de jamón serrano, cortado en dados

400 g de tomate pelado y troceado (natural o en conserva)

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de azúcar

1 cayena (opcional)

2 bolsas de hojas de acelgas de 300 g cada una (sin pencas)

4 huevos

Sal y pimienta negra molida

Elaboración Tradicional:

Picar la cebolla y el diente de ajo y poner en una sartén con el aceite. Cuando la cebolla transparente, agregar el jamón serrano y sofreír bien.

Añadir el tomate (troceado y con su jugo), la sal, el azúcar y la cayena. Dejar cocer durante unos 20 minutos.

En una olla poner a cocer las acelgas en agua hasta que estén a nuestro gusto. En unos 10-15 minutos estarán listas. Escurrir bien y reservar.

Mientras, cortar 4 cuadrados de papel film (y 4 tiras de papel film para atar) y pincelar con aceite de oliva. Colocar la parte central de un trozo dentro de un vasito de café, cascar un huevo dentro, salpimentar y cerrar el papel film, atándolo con una tira de papel film para formar un saquito. Repetir la operación con los otros 3 huevos. Reservar.

Preparar una olla con agua y cuando empiece a hervir, introducir los saquitos con los huevos durante 4 minutos. Retirar los huevos del cazo y pasarlos a un recipiente con agua fría y si es necesario también hielo para cortar la cocción.

Cuando el tomate esté listo, agregar las acelgas y dejar cocer todo junto durante unos minutos.

Mientras, quitar el papel film de los huevos y colocarlos en una fuente o directamente en cada plato.

Volcar las acelgas alrededor de los huevos y servir.

Elaboración con Thermomix:

Poner en el vaso la cebolla, el diente de ajo y el aceite. Trocear durante 3 segundos a velocidad 5.

Incorporar el jamón y programar 7 minutos en temperatura varoma con giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Agregar el tomate (troceado y con su jugo), la sal, el azúcar y la cayena. En el recipiente varoma colocar las acelgas, tapar y colocar en su posición, sobre la tapa. Programar 10 minutos en temperatura varoma con giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Mientras, cortar 4 cuadrados de papel film (y 4 tiras de papel film para atar) y pincelar con aceite de oliva. Colocar la parte central de un trozo dentro del cubilete, cascar un huevo dentro, salpimentar y cerrar el papel film, atándolo con una tira de papel film para formar un saquito. Repetir la operación con los otros 3 huevos. Reservar.

Pasados los 10 minutos, levanta con cuidado la tapa del varoma y colocar los 4 saquitos dentro. Tapar y programar 10 minutos en temperatura varoma con giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Retirar el varoma, abrir la tapa hacia el lado opuesto a nosotros para no quemarnos y retirar los saquitos de huevo y las acelgas.

Escurrir bien las acelgas y añadirlas al vaso. Programar 2 minutos en temperatura varoma con giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Mientras, quitar el papel film de los huevos y colocarlos en una fuente o directamente en cada plato.

Volcar las acelgas alrededor de los huevos y servir.

acelgas3

Tarta tres chocolates: Reedición (Thermomix y cocina tradicional)

vasitos

Esto no va a ser una receta al uso sino una reedición de la tarta tres chocolates. Por no poner la misma foto, tiro de “hemeroteca” y os pongo una de los vasitos 2 chocolates que preparé en Navidad (Solo hice la capa negra y la blanca). Se ven otros postres en la nevera pero bueno, la intención es lo que cuenta jeje.

Esta misma mañana, tomando café con varias de mis compañeras del taller de crianza, Sandra nos ha dicho que le dieron a probar la tarta hecha con Thermomix y que le encantó. Obviamente yo le he dicho que también se puede hacer sin ella y le he prometido la adaptación, así que aquí va.

Ingredientes:

Base:

  • 250 g de galletas
  • 100 g de mantequilla

Tarta:

  • 200 g chocolate puro
  • 200 g chocolate con leche
  • 200 g chocolate blanco
  • 3 sobres cuajada Royal
  • 750 g nata
  • 750 g leche entera.
  • 125 g azúcar.

Elaboración Tradicional:

Machacar las galletas hasta conseguir hacer un polvo lo más fino posible (nos podemos ayudar de un robot de cocina o una picadora). Agregar la mantequilla a temperatura ambiente y mezclar hasta conseguir una maseta. Cubrir con la maseta un molde desmontable, creando una capa fina, y reservar en la nevera.

Mezclar en un cuenco la leche con la nata y mezclar bien.

Para preparar la capa de chocolate puro, separar 500 ml de la mezcla de nata y leche y poner en una cazuelita a fuego medio junto con el chocolate, 75 g de azúcar y un sobre de cuajada. Remover sin parar hasta que hierva. Debe quedar una mezcla homogénea. Verter la mezcla sobre la base de galleta y reservar en la nevera..

Con la capa de chocolate con leche repetimos el mismo proceso pero esta vez, añadir solo 50 g de azúcar. Antes de volcar la capa de chocolate con leche sobre la de chocolate negro, rayar la superficie con un tenedor para que no resbalen las capas. Rallar sin introducir mucho el tenedor. Volcar el chocolate con leche con ayuda de un cucharón de sopa puesto del revés para ayudar a que no se mezclen los dos chocolates. Reservar en la nevera

Para hacer la capa de chocolate blanco, repetimos la misma operación pero sin azúcar. Volver a rayar la tarta y añadir la capa de chocolate blanco con la ayuda del cucharón.

Dejar reposar en la nevera hasta que cuaje por completo. De un día para otro queda mucho mejor.

Elaboración con Thermomix:

Poner en el vaso las galletas y triturarlas a velocidad 5-7-10 progresivo. Añadir la mantequilla y programar 3 min. 90º veloc. 2. Cubrir con la maseta un molde desmontable, creando una capa fina, y reservar en la nevera.

Poner el chocolate puro en el vaso y triturar a velocidad 5-7-10 progresivo. Añadir un sobre de cuajada, 50g de azúcar, 250g. de nata y 250g de leche, programar 8 min. 100º veloc. 3. Verter la mezcla en el molde, encima de la masa de galleta, y volver a meter en la nevera.

Repetir la operación con los otros dos chocolates, cada uno por separado, con las mismas proporciones que el chocolate puro. Preparar primero el chocolate con almendras y por último el blanco. Dejar enfriar en la nevera cada vez que pongamos una nueva capa de los 3 chocolates.

Adornar con virutas de chocolate, bombones…

Bizcocho de calabacín, jengibre, coco y limón

bizcocalabacin

Vi este bizcocho en el blog de Rosa Ardá, Velocidad Cuchara, y me entraron unas ganas tremendas de prepararlo. Aproveché mi cumpleaños y, como cada año llevo algo a mi clase de pintura, decidí que este era el bizcocho que iba a llevar. A todas mis compañeras les encantó y repitieron jeje. Eso si, después llegó la prueba de fuego, los niños. Después de nuestra clase, llega la clase de niños y como los adoro, me apetecía compartir mi cumple también con ellos. Al principio no se animaban a probarlo porque les dije que llevaba calabacín. En cuanto la primera valiente se atrevió a probarlo, no quedaron ni las migas. Todo un acierto.

Os animo a que lo probéis porque no deja indiferente a nadie. Seguro que os encanta.

bizcocalabacin3

 

Ingredientes:

Mantequilla para untar el molde

200 g de harina

Una pizca de sal

1 cucharadita de bicarbonato

1 cucharadita de levadura química

250 g de calabacín con la piel

180 g de azúcar moreno

La piel de un limón sin nada de parte blanca

10 g de jengibre fresco pelado

3 huevos

125 g de yogurt natural o limón

50 g de coco rallado

100 g de aceite de  oliva

Elaboración tradicional:

Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo. Preparar el molde untándolo con mantequilla. Reservar.

Mezclar en un bol la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato y reservar.

Picar el calabacín para que queden trocitos muy pequeños. Retirar y reservar.

En otro bol, mezclar el azúcar con la piel de limón rallada y el jengibre rallado. Agregar los huevos, el yogur, el coco y el aceite a la mezcla de azúcar y mezclar  con la batidora de varillas para que se integre todo muy bien.

Incorporar la harina reservada y mezclar de nuevo con las varillas.

Verter el calabacín y mezclar con el resto de la masa, dando vueltas con una espátula para integrarlo todo.

Llenar el molde y hornear a 180º con calor arriba y abajo unos 50 minutos. Vigilar que no se pase ya que dependiendo del molde que se use puede variar el tiempo de cocción. Para saber si está hecho, pinchar con una brocheta y ésta tiene que salir limpia.

 

Elaboración con Thermomix:

Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo. Preparar el molde untándolo con mantequilla. Reservar.

Echar en el vaso la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato. Mezclar 5 segundos a velocidad 5. Reservar en un bol.

Poner en el vaso el calabacín en trozos y picar 2 segundos a velocidad 5 para que queden trocitos pequeños. Retirar y reservar.  Pasar un  papel de cocina por el vaso, para secarlo un poco.

Mezclar el azúcar con la piel del limón y el jengibre unos 10 segundos en velocidad 9.

Agregar los huevos, el yogur, el coco y el aceite a la mezcla de azúcar y mezclar durante 1 minuto a velocidad 6.

Incorporar la harina reservada y mezclar 5 segundos en velocidad 3.

Verter el calabacín y mezclar con el resto de la masa, dando vueltas con la espátula para integrarlo todo.

Llenar el molde y hornear a 180º con calor arriba y abajo unos 50 minutos. Vigilar que no se pase ya que dependiendo del molde que se use puede variar el tiempo de cocción. Para saber si está hecho, pinchar con una brocheta y ésta tiene que salir limpia.

bizcocalabacin2