Restaurante Cancook, en Zaragoza. Una experiencia de 10

En una palabra: IMPRESIONANTE

Llevaba ya bastante tiempo queriendo visitar este restaurante por las buenísimas críticas que había leído y por fin pudimos ir este sábado. Tengo que decir que todas las bondades que cuentan de este sitio son ciertas. La cocina de Ramcés González es realmente deliciosa y el servicio de sala que dirige Diego Millán es impecable.

Nos sorprendió gratamente cómo han conseguido hacer de un espacio reducido, un restaurante súper acogedor y con una decoración tan especial. Cabe destacar que en estos momentos tienen alojada una exposición fotográfica de César Ramos que es una auténtica maravilla de creatividad y originalidad (podéis ver sus fotos en el Instagram @myothervision).

Los fines de semana tienen una única fórmula de menú degustación a 35€ (bebida no incluida) y entre semana tienen un menú en torno a los 20€. Para mi, vale totalmente lo que cobran. Si queréis ir, más vale que lo hagáis cuanto antes porque estos chicos van directos al estrellato y no me extrañaría que las listas de espera para comer allí empezasen a hacerse eternas en breve.

La carta de vinos es más que adecuada y con precios que no se van en exceso (una botella de Tres Picos 20€ por ejemplo).

Este es el menú que tuvimos el lujo de probar.

12736525_10206368054255111_1252254912_o

Ya solo con leerlo, me entraban unas ganas de probarlo todo que ni os imagináis. Os recomendó probar en todos los platos los sabores por separado y luego mezlar todo.

Empezaron con unos aperitivos deliciosos y originales.

12736620_10206368054295112_1142852089_o

Copa de consomé de gambas con espuma de guisante y crujiente de jamón: El consomé era un concentrado de sabor que no os podéis imaginar y la combinación con la espuma de guisante y el jamón era realmente deliciosa. Riquísimo!!!!

12736610_10206368054495117_1119504752_o

Phoskito de aceituna del bajo Aragón: Quizás era el plato más sencillo de todo el menú pero no por ello era menos, además de que la presentación es originalísima. Todo el sabor de las aceitunas de nuestra tierra en un sólo bocado.

12736736_10206368054615120_1959115649_o

Filipino de espárragos: Un bocado realmente sorprendente. Una capa crujiente rellena de una deliciosa mousse de espárragos blancos. Para repetir una y mil veces.

12698968_10206368054895127_980906940_o

Royal de erizos, manzana y jengibre: Aunque una vez mezclado el aspecto y textura en un poco de “potito” estaba increíblemente rico. Nunca había probado los erizos y me encantó el sabor de este plato. La combinación de estos con la acidez de la manzana y el frescor del jengibre hacen de este un plato redondo.

12751635_10206368054935128_452396387_o

Acompañando a la Royal, nos pusieron este pequeño bocado ácido de manzana que me vino de lujo para limpiar el paladar y seguir con la degustación de más platos.

12752124_10206368055255136_1396567145_o

Tartar de chuleta a la brasa con helado de mostaza: Para mi uno de los dos mejores platos de la velada. El tartar estaba súper bien condimentado y aliñado. Al mezclarlo con el helado de mostaza y las gotitas de salsa de alcaparra, se completaba totalmente uno de los mejores tartares que he probado.

12516746_10206368055375139_25275110_o

Huevo Mantequilla y Alcachofas: Este es el otro mejor plato de la velada para mi. Un delicioso huevo a baja temperatura, con una crema de coliflor, alcachofas fritas y un poquito de caviar. Los sabores por separado, impecables, pero al mezclarlo todo da un plato con un sabor sorprendente. Si me llegan a decir que un huevo con coliflor me iba a gustar….

12755232_10206368055575144_589502543_o

Salmonete con suquet de trufa: A pesar de ser un plato delicioso y perfectamente ejecutado, a mi fue el que menos me gustó. El sabor fuerte del salmonete junto con el sabor potente de la trufa eran demasiado para mi. Aún así es un plato redondo, como todos los demás.

12699262_10206368055495142_712128654_o

Carrillón de Ternasco de Aragón con Orejones: Perfectamente cocinado y acompañado de un original gnocchi de azafrán, es un plato lleno de sabor y de texturas. Mezclar la carne con el gnocchi o con la salsita de orejones hace que su sabor se potencie todavía más. Un colofón genial para los platos salados.

12722686_10206368055615145_939018640_o

Donut de praliné con frambuesa liofilizada: El primer prepostre de la noche. Un delicioso y crujiente donut de chocolate blanco, rellenado con un cremoso praliné. Al añadirle la acidez de la frambuesa liofilizada, da un resultado sorprendente. En el caso de mi marido, el donut era de chocolate con leche, relleno con el mismo praliné y coronado con petazetas de chocolate.

12699236_10206368055655146_807844584_o

Gominola de vainilla: Crujiente por fuera y blandita por dentro, con todo el sabor de la vainilla concentrado. Un bocado tremendamente sabroso presentado de una manera muy original.

12674964_10206368055735148_594704671_o

Piña – Pasión – Mango: Es acordarme de este postre y ponerme a salivar de inmediato. Una gelatina de coco, helado de fruta de la pasión, merengues de mango, crema de piña… Ufff, una perfecta “macedonia” tropical con texturas sorprendentes. Todo mezclado o por separado, da igual, impresionante.

12675184_10206368055855151_595363192_o

Labios de chocolate y frambuesa liofilizada – Merengues de frambuesa: Unos petit fours perfectos para redondear la velada. Sabores contundentes que permiten terminar la velada con un dulce sabor de boca.

Tengo claro que no va a ser mi última visita a Cancook ya que el concepto de estos chicos mola mucho. 100% recomendable. Recomendable además el reservar ya que suele estar lleno (este sábado mientras cenábamos entraron varias parejas a cenar sin reserva que no pudieron quedarse porque estaba lleno).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.