Pataticas refritas

12699238_10206426826084370_1296361463_o

Hay pocas recetas en el mundo que me gusten tanto, sean tan fáciles y me traigan tan buenos recuerdos como esta. Cuando era pequeña, en mi casa se preparaban muchísimas veces como acompañamiento de carnes y, ahora de mayor, sigo teniendo debilidad por ellas. De vez en cuando me doy el capricho y me las preparo. Además, son una receta muy apropiada para llevar en tupper ya que al calentarla queda igual que recién hecha.

Tengo que reconocer que en ocasiones de vagancia total, he cogido un bote de patatas cocidas y las he usado para esta receta. No es lo mismo que con patata natural pero da el pego.

Animaros a prepararlas y veréis que ricas.

12751811_10206426833724561_75240624_o

Ingredientes:

Patatas enteras (si son pequeñas mejor)

Ajos

Perejil fresco

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Elaboración:

Poner las patatas en una cacerola y cubrirlas de agua. Añadir un puñado de sal (ya se sabe que las patatas son bastante sosinas) y poner a cocer. El tiempo de cocción varía mucho dependiendo del tamaño de las patatas. Si no son patatas muy grandes, con unos 20 minutos estarán hechas. Pinchar con un palillo para comprobar la cocción.

Pelar las patatas y cortar a rodajas o trozos no muy gruesos. Reservar

Pelar los ajos y picar. Picar también el perejil. Reservar

En una sartén, echar un buen chorreón de Aceite de Oliva Virgen Extra. Poner el ajo a trocitos y cuando empiece a tomar color añadir las patatas reservadas. Sofreír hasta que tomen colorcito y algún trocito se tueste (esto ya es a gusto del consumidor). Agregar el perejil y sazonar al gusto.

Servir calientes.

12773214_10206426833644559_1829564661_o

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *