Pataticas lardericas

10965661_10204101327108349_857053044_n

Bueno, vale, son unas simples patatas rellenas, pero como llevan longaniza son perfectas para el día de hoy. Parece que el publicar otra vez ha hecho que me entre el gusanillo blogueril de nuevo. O eso, o que me está apeteciendo meterme de nuevo en la cocina ahora que Daniel va siendo un poquito más autónomo y necesita menos nuestra atención constante.

Estas patatas son geniales para cuando no tienes casi nada en la nevera o se te ha olvidado sacar comida del congelador y estás en blanco. Las puedes rellenar de lo que te apetezca y seguro que el resultado es igual de bueno, ya sabéis que la patata es de los alimentos más versátiles que hay.

Ale, ya me dejo de tontadas y vamos al grano con la recetuqui. Si os animáis, ya me contaréis que os parecen, aunque casi adelanto vuestra opinión: Fáciles, rápidas, resultonas y deliciosas!!!!

10967035_10204101326948345_455668402_n

Ingredientes: (Las cantidades van a gusto del consumidor)

Patatas

Longaniza de graus

Bacon

Cebolla

Leche

Aceite

Pimienta

Sal

Tomate frito (opcional)

Queso rallado (en mi caso lonchas de queso porque no había rallado en la nevera)

Elaboración:

Para preparar las patatas tenemos varias opciones: cocerlas sin que queden demasiado hechas, asarlas… En mi caso me ayudé de Thermomix para hacerlas.

Cortar las patatas por la mitad a lo largo y disponer en el recipiente varoma. Echar en el vaso medio litro de agua y programar 25-30 minutos (según el tamaño de la patata), temperatura Varoma, velocidad 1. Reservar.

Picar la cebolla, la longaniza y el bacon del tamaño que más nos guste y reservar.

En una sartén echar un chorrito de aceite y sofreír la cebolla. Cuando empiece a transparentar, agregar la longaniza y el bacon. Reservar el sofrito bien escurrido de aceite.

Con un sacabocados, vaciar las patatas dejando una pared fina.

En un bol, deshacer bien la patata que hemos sacado del vaciado y añadir un chorreón de leche para que quede más suave. Añadir el sofrito y mezclar muy bien. Salpimentar.

Rellenar las patatas con la mezcla que hemos preparado y cubrir con el queso.

Gratinar unos minutos en el horno y… ¡¡¡A disfrutar!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.