Filetes Rusos Guisados

Últimamente ando un poco perezosa y sin apenas ganas de cocinar por lo que estoy tirando de las recetillas que tengo pendientes de publicar, aunque ya se acaban. Espero que la modorra se pase y vuelva a tener ganas de cocinar y meterle cañita al blog. Imagino que todo cuenta y como mi estado anímico anda un poco de capa caída pues eso se refleja en desgana a la hora de hacer cosas. Pero vamos, todo pasa, así que seguro que en breves vuelvo a estar para arriba como siempre.

Esta es una receta de esas que todos tenemos guardada en la recámara para hacer en un momento y sin complicarnos la existencia. Es perfecta para todos aquellos que no saben cocinar o que tienen la perecilla culinaria metida en su cuerpo. Para los más negados o perezosos, también se podría hacer con hamburguesas compradas, en vez de hacer los filetes rusos nosotros mismos, pero cuesta tan poco darles forma que no merece la pena.

Para mi, es una de esas recetas que sorprenden por lo fáciles que son y el resultado que dan. Si os animáis a probar, me lo contáis.

Espero que os gusten.

Ingredientes:

500 g de carne picada (a mi me gusta mitad ternera y mitad cerdo porque queda más jugoso)

1 huevo

1 cucharada de pan rallado

1 ajo bien picado

Perejil

Pimienta

Sal

1 cebolla

2 zanahorias

1/2 vasito de vino blanco

1/2 vasito de agua

1 hoja de laurel

1 ramita de tomillo

Pimienta en grano

Aceite de oliva Virgen Extra

Elaboración:

Poner en un bol la carne picada, el huevo, el pan rallado, el ajo picado, un poco de perejil, sal y pimienta al gusto y mezclar todo muy bien hasta que quede una pasta homogénea y más o menos compacta.

Hacer bolitas con las manos y aplanarlas. En una olla de fondo amplio con un poco de aceite, dorar los filetes rusos con cuidado de que no se desmoronen para sellarlos y que no desprendan sus jugos. Reservar.

Cortar la cebolla en juliana y las zanahorias a rodajitas.

Sin limpiar la olla, añadir un poco más de aceite y echar la cebolla. Cuando empiece a transparentar, agregar la zanahoria y sofreír. Echar el vaso de agua y dejar que evapore el alcohol. Añadir el agua, la hoja de laurel, el tomillo, unos granos de pimienta y sazonar al gusto. Agregar los filetes rusos y dejar que se cocinen a fuego medio durante unos 15 minutos.

Servir caliente. Se pueden acompañar de arroz blanco, unos dados de patata frita o simplemente recién sacados de la olla sin nada más.

8 pensamientos en “Filetes Rusos Guisados

  1. María Pilar

    Yo también tengo la pereza en el cuerpo, pero intento hacer algo. . . .Anímate que tu tienes mucha marcha en el cuerpo.

    La receta me gusta mucho, es como unas albóndigas en salsa pero aplanadas.

    Besicos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.