Jornadas de la trufa en el restaurante La Bastilla

Hace un par de meses, mi amiga Bea fue una de las flamantes ganadoras de una cena para dos personas en el Restaurante La Bastilla que organizaba Gastrónomos del Ebro. Ella, como es más maja que las pesetas me invitó a ir con ella. Después de intentar cuadrar agendas de todas las maneras posibles, por fin pudimos ir a cenar este sábado, con tan buena suerte que eran las jornadas de la trufa.

Tengo que decir que el servicio y el trato es impecable, incluso tuvimos la oportunidad de hablar un poquito con Leandro Casas, cocinero de la Bastilla y desde ahora el nuevo director. Para una amante de la gastronomía tan curiosa como soy yo, es un placer el poder hablar con gente así que te resuelva tus dudas sobre lo que estás comiendo. Gracias.

Bueno, vamos a lo que vamos y os interesa, lo que comimos. Puesto que eran las jornadas de la trufa, todos los platos giraban en torno a este delicioso tubérculo, incluso el postre. Ya disculparéis que las fotos no son muy buenas pero creo que las cervecitas de antes hicieron más efecto del esperado 🙂

Para empezar, nos sirvieron como entrante un salmón marinado con trufa negra. Yo no soy muy de marinados y pescados sin cocinar pero tengo que decir que estaba buenísimo. Me gustó mucho.

Para continuar, nos sirvieron una Esfera de Foie con trufas y brotes. Era una bola de foie micuit «rebozada» con setas, lo que le daba el aspecto de una trufa. El contraste de sabores del foie con las setas y la trufa era espectacular. Hubo algún comensal que a modo de broma pedía que le pusieran en un tupper las que sobrasen jeje.

A continuación nos sorprendieron con una deliciosa Crema asada de hongos con huevo «gel» trufado. Por favor, que cosa más rica!!!! La crema de hongos tenía un sabor muy fino y al unirla con el huevo trufado cocinado a baja temperatura estaba exquisita.

Para continuar, un riquísimo Risotto de longaniza de Graus y trufas. El risotto, cremosísimo y en su punto y el toque que le daban las láminas de trufa laminadas en la propia mesa, impresionante!!!!

Como segundo plato, nos sirvieron Rabo de Buey con puré de patatas y trufas. La carne se deshacía en la boca, tiernísima. Y de sabor, espectacular. Un plato tradicional que, bien cocinado, siempre funciona.

Y por fin…. el postre!!!!!!!! No me puedo resistir a los postres. Siempre he dicho que tenemos 2 estómagos, uno para la comida y otro para el postre jajaja. En esta ocasión nos sorprendieron con una copa de chocolate ahumado y trufas. Sin palabras….

La comida estuvo maridada con champagne Henri Abelé y vino tinto Mas de Subirà Crianza D.O.C. Priorat.

Para terminar un carajillo de trufa. Yo nunca había tomado carajillo y casi me muero jijiji. Qué fuertes son los carajillos, no??? Para los acostumbrados a tomarlo, estaba muy bueno.

El precio de estas jornadas es de 50€ todo incluido (40€ con la tarjeta 20 Aniversario de La Bastilla).

Opinión personal, para repetir.

Un pensamiento en “Jornadas de la trufa en el restaurante La Bastilla

  1. BeatriZ

    Vaya comilona wapa!! Tu si que te cuidas. Y que envidieja me da que probaras todas esas exquisiteces, ya me habria gustado a mi. Si algun dia quieres con la otra BEA ya rezaré al Dios de los planetas para que se pongan en linea y pueda salir jajajaja

    Un beso
    Bea

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.