Mermelada de Manzana y Jengibre

Como muchos ya sabréis, he estado en plena campaña mermeladera para preparar regalitos y abastecerme durante todo el año.  Entre las frutas que me dio mi amiga Gloria había unas manzanas que tenían un aromita y un sabor de lujazo. Como yo soy poco frutera, podéis imaginaros donde acabaron las manzanas jeje, hechas mermeladita.

Me apetecía cambiar un poco el sabor de la mermelada de manzana y mirando por internet vi que la gente la hacía con canela, con vainilla, con anis, con jengibre… Me chocó mucho lo de ver juntos la manzana y el jengibre, por lo que decidí que mi mermelada de manzana sería así.

La verdad es que el jengibre le da un toquecito refrescante muy especial. Cuando abres el bote, el aroma del jengibre te llega fácilmente, eso si, el sabor para nada se come al sabor de la manzana.

Os recomiendo que probéis a prepararla y luego me contáis si os ha gustado.


Ingredientes:

1 Kg de manzanas sin piel y sin pepitas

500 g de azúcar

El zumo de medio limón

1 cucharadita de jengibre fresco rallado (si no se tiene se puede utilizar jengibre en especia molido)

Elaboración tradicional:

Esterilizar los botes y las tapas hirviéndolos durante unos 20 minutos. También se pueden esterilizar poniéndolos a lavar en el lavavajillas.

Cortar las manzanas a trozos y poner en una olla grande (si nos gusta más fina, triturar los melocotones). Añadir el azúcar, el jengibre y el zumo de limón.

Cocer a fuego medio removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera para que no se pegue durante aproximadamente media hora, hasta que quede con la consistencia deseada. Para comprobar si la consistencia va a quedar como nos gusta, poner un poco de la mermelada en un plato y meter al congelador unos segundos. Si al sacar está como a nosotros nos gusta, la mermelada está lista.

Rellenar los botes y cerrar con fuerza.

Para hacer el vacío poner los botes a hervir durante 20 minutos. También podemos hacerlo poniendo los botes boca abajo durante toda la noche (en este caso hay que asegurarse de que se ha hecho bien el vacío, si la tapa no se ha hundido hacia abajo un poco, gastar primero ese bote).

Elaboracion con Thermomix:

Esterilizar los botes y las tapas hirviéndolos durante unos 20 minutos. También se pueden esterilizar poniéndolos a lavar en el lavavajillas.

Poner en el vaso las manzanas, el azúcar, el jengibre y el zumo de limón. Triturar durante 4 segundos a velocidad 5. Si nos gusta que queden trocitos, triturar durante 4 segundos a velocidad 4.

Cocer programando 30 minutos, temperatura Varoma en velocidad 1 sin cubilete. Para que no salpique, colocar en la tapa el cestillo boca abajo. Si finalizado el tiempo vemos que todavía no tiene la consistencia deseada, programar a la misma temperatura y velocidad en tandas de 5 minutos. Para comprobar si la consistencia va a quedar como nos gusta, poner un poco de la mermelada en un plato y meter al congelador unos segundos. Si al sacar está como a nosotros nos gusta, la mermelada está lista.

Rellenar los botes y cerrar con fuerza.

Para hacer el vacío poner los botes a hervir durante 20 minutos. También podemos hacerlo poniendo los botes boca abajo durante toda la noche (en este caso hay que asegurarse de que se ha hecho bien el vacío, si la tapa no se ha hundido hacia abajo un poco, gastar primero ese bote).

4 comentarios en “Mermelada de Manzana y Jengibre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.