Galletas decoradas

Ante todo tengo que dar las gracias a Beatriz del blog El Rincón de Bea por sus maravillosos tutoriales sobre el arte de la decoración de galletas. Mil gracias Bea.

Ya se que no han quedado perfectas pero yo estoy muy contenta con el resultado (necesito saber porqué les han salido manchitas blancas). Son para el bautizo de mi sobrino de este sábado. Yo soy su madrina y me apetecía hacer algo especial.
Ingredientes para la Masa (La receta de Bea es con el doble de cantidad pero en la Thermomix no me cabía). Salen entre 15 y 20 galletas de unos 8-10 cm.
  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125g de azúcar glass tamizado
  • 1 huevo mediano a temperatura ambiente
  • 325g de harina tamizada
  • 1 chorrito de leche para ligar la masa
  • Aroma a gusto de cada uno

Elaboración de la Masa

Poner en el Thermomix la mariposa y añadir la mantequilla. Batir a velocidad 3 y 1/2 durante 1 minuto. Bajar lo que quede en las paredes y repetir la operación. Cuando se vea que la mantequilla tiene una textura suave, retirar la mariposa.
Programar el Thermomix a velocidad 2 e ir añadiendo el azúcar tamizado a cucharadas, despacio pero sin parar. El azúcar tarda en integrarse totalmente. Cuando lo haga subir la velocidad al 3. Probablemente haya que parar la máquina un par de veces par bajar lo que quede en las paredes del vaso pero el batido no debe durar más de 3 minutos. Pasado ese tiempo la mantequilla habrá blanqueado, aumentando de volumen y tendrá una textura esponjosa.
En este momento se para la máquina y se añade el sabor deseado así como el huevo ligeramente batido. Continuamos batiendo a velocidad 1 hasta que esté integrado. Si hace falta se para la máquina para bajar lo que queda en las paredes.
Se programa la máquina a velocidad 2 y se va añadiendo la harina tamizada a cucharadas, igual que se había hecho con el azúcar. Cuando casi acabemos, la masa acabará a desmigarse. En ese momento se añade un chorrito de leche y se sigue batiendo hasta que se haya ligado la masa, formando una bola y se haya despegado la masa de las paredes. El chorrito de leche dependerá de la humedad de la harina y de la temperatura ambiente. Normalmente serán como 3 cucharadas soperas. Si queda muy húmeda la masa hay que añadir un poco más de harina pero lo ideal es echar la leche muy despacito.
Cuando tengamos la masa uniforme, dividimos la masa en 4 partes. La masa deberá estar pringosa pero no pegajosa.
Reservamos tres trozos y nos quedamos con uno de ellos. Le damos forma rectangular sobre un papel de hornear y colocamos otro encima. Estiramos la masa con un rodillo hasta dejarla de un grosor de unos 6 milímetros. Cuando se consiga se deja la masa en la nevera entre los dos papeles. Procedemos igual con los otros tres trozos.
La masa se debe dejar enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas sin que coja arrugas ni se doble. Se pueden disponer las planchas de masa una sobre otra. De un día para otro se trabaja mejor.
Se cortan las galletas con un cortador y se colocan en la bandeja de hornear dejando un par de centímetros entre galletas. Dejar las galletas unos 15 minutos en la nevera antes de hornear.
Hornear durante unos 10 minutos a 180º.
Los recortes sobrantes se pueden reutilizar una vez más sin problemas.
Dejar enfriar bien antes de decorarlas.
Para la glasa y para saber como decorar las galletas, os recomiendo que visitéis los siguientes links del blog de Bea ya que yo no sería capaz de explicarlo ni la mitad de bien. 
Es una labor superdivertida y que me ha gustado mucho. No serán las únicas que haga.
Espero que os gusten

6 pensamientos en “Galletas decoradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.